La Xunta obliga a un propietario a eliminar un foco de aguas residuales

los vertidos contaminados iban a parar a la ría de ares luis polo
|

El control de vertidos que aplica la Consellería de Medio Ambiente con la intención de evitar posibles contaminaciones dio como resultado la detección de un punto de infección en el municipio de Vilarmaior.

Según se informa desde Augas de Galicia, el problema tenía como origen una vivienda particular y daba lugar al vertido de aguas residuales al riachuelo de Casanova, en la parroquia de Teixueiras, perteneciente a la ría de Ares-Betanzos.

El punto fue identificado en el transcurso de una prospección rutinaria realizada por los técnicos del Plan de Control de Vertidos (PCV) de Augas de Galicia, que informaron al titular del inmueble de la obligariedad de subsanar cualquier foco de contaminación que tenga lugar en zona de Dominio Público Hidráulico. Después de reconocer los hechos, el titular de la propiedad acometió de forma inmediata la reparación del punto, con lo que quedó totalmente zanjado el problema de contaminación que había sido detectado en el transcurso de labor de inspección e información llevada a cabo por el personal del Plan de Control de Vertidos.

La Xunta obliga a un propietario a eliminar un foco de aguas residuales