La Cocina Económica prepara un código ético y de buenas prácticas de la ONG

Cocina Económica reforma del nuevo almacén
|

El último año del actual mandato de la junta directiva de la Cocina Económica será de plena actividad. No solo por la labor diaria que lleva a cabo la institución en la prestación de servicios a las personas necesitadas, sino también por su trabajo en pos de la transparencia y las buenas prácticas en el trabajo que desempeña la ONG.
Con este objetivo, la junta que preside Antonio Tostado ha aprobado en su última asamblea el acuerdo de adhesión a la Fundación Lealtad, una entidad cuya misión es fomentar la confianza de la sociedad española en las ONG. Para ello lleva a cabo una serie de análisis de transparencia a las organizaciones que lo soliciten, en este caso la Cocina Económica. La petición de adhesión lleva implícito el cumplimiento de una serie de puntos de control de transparencia y de buenas prácticas, que se aúnan en 43 aspectos a valorar.
El presidente de la institución ferrolana explicó que la entidad que dirige cumpliría hasta ahora un total de 36 de los 43 compromisos que se requieren, además de otros cinco que, según indica Tostado, se respetan pero no se encuentran documentados. Otros dos –la publicación del currículo de los directivos y las auditorías anuales– no se llevan a cabo actualmente y se trabajará, por tanto, en su puesta en marcha para la obtención de ese certificado de transparencia y buenas prácticas.
Para cumplir con las expectativas de la Fundación Lealtad, la Cocina Económica tiene previsto aprobar a principios del próximo mes de octubre un amplio Código ético, que formalizará y protocolizará diversos aspectos del funcionamiento interno de la entidad, tales como la regulación del órgano de gobierno, la transparencia en la financiación, el control en la utilización de fondos o la comunicación e imagen fiel, además de la igualdad y prevención de violencia de género, que ya se recoge en un protocolo puesto en marcha anteriormente por la Cocina Económica y aplicable a su labor diaria.
En este código ético se recogen cuestiones que van desde la especificación de cuantías económicas de las que se puede hacer uso en caso de emergencia o la posible relación de parentesco entre miembros de la institución o con proveedores habituales, hasta el plan de calidad para la realización de contrataciones, entre otras muchas cuestiones.
Además, con el fin de cumplir con las expectativas requeridas, la Cocina Económica ha aprobado la propuesta de realización de una auditoría de cuentas externas de los años 2012 y 2013. Paras esto se contratará a la firma ATD Sector Público SL, especializada en el sector público en ONGs. Estas cuentas se espera que estén auditadas para la campaña de Navidad.
Así, con estos pasos, el presidente de la institución, Antonio Tostado, confía en que podría obtenerse la certificación de la Fundación Lealtad a principios de 2015. Sería, de este modo, un buen colofón al mandato que concluye en torno al mes de mayo, aunque en la intención del presidente está volver a presentarse a la reelección y poder continuar al frente de la entidad.

La Cocina Económica prepara un código ético y de buenas prácticas de la ONG