Los pensionistas vuelven a la calle para alertar que la subida pactada será “un espejismo”

Manifestación pensionistas salida de la plaza de España
|

Los pensionistas ferrolanos volvieron ayer a manifestarse por las calles de la ciudad para lanzar el mensaje de que continuarán con las movilizaciones para pedir unas “pensiones dignas”, ya que creen que el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y el PNV para subir las prestaciones será “un espejismo” y no supondrá la “consolidación” de las mejoras que reclaman.
La manifestación de Ferrol coincidió con otras realizada en distintas localidades gallegas que albergaron en la mañana ayer concentraciones convocadas por el Movemento Galego en Defensa das Pensións Públicas (Modepen).
De este modo, los pensionistas insisten en que la única garantía que tienen para lograr sus reivindicaciones son la “constancia, unidad, presión y movilización”, a lo que añadieron que “sí se puede pagar si se quiere”.
Las movilizaciones se producen días después del pacto alcanzado entre el Ejecutivo que dirige Mariano Rajoy y el Partido Nacionalista Vasco (PNV) que permitirá que los PGE sean aprobados en el Congreso. El acuerdo establece enmiendas a las cuentas que recogen una subida de las pensiones del 1,6% durante 2018 y 2019 y retrasar cuatro años, hasta 2023, la aplicación del factor de sostenibilidad.
Los pensionistas consideran que este pacto atiende “únicamente” a fines políticos para desbloquear la aprobación de los presupuestos por parte del Gobierno central y que no va tener continuidad para “consolidar” la mejora de las prestaciones que reciben.
“Seguramente sea un espejismo que durará lo que duren las necesidades de la mayoría parlamentaria”, declaró Álvaro Blanco, miembro de Modepen, en la concentración celebrada en la plaza de Cervantes de Santiago. l

Los pensionistas vuelven a la calle para alertar que la subida pactada será “un espejismo”