Ni premio ni castigo para el Racing

El racinguista Fer Beltrán trata de cortar el despeje de un rival ante la mirada de Elsinho | esteban pedrosa/el día de zamora
|

Ni fue capaz de aprovechar la oportunidad de meterse entre los tres primeros, algo que conseguiría con una victoria, ni se quedó casi sin opciones de llegar a esa zona, que es lo que habría pasado si hubiese perdido. El empate con el que el Racing saldó el partido que ayer lo enfrentó al Zamora lo deja en una situación más o menos igual a la que estaba a falta, eso sí, de una jornada menos. Es la lectura que saca el cuadro verde de un partido que se le puso en contra nada más empezar la segunda parte, pero en el que se rehízo para empatar y hasta tener opciones de lograr el triunfo.

Tanta intensidad le metieron al juego Zamora y Racing como poca precisión tuvieron para acercarse con peligro a la portería. De inicio fue el cuadro castellano el que pareció decidido a crear peligro, pero la cuesta abajo que era llegar al campo rival se convertía en una empinadísima cuesta arriba cuando de lo que se trataba era de generar auténtico peligro. En cambio, el cuadro verde se dedicó en los primeros minutos a acomodarse sobre el terreno de juego para buscar su ocasión poco a poco.

De hecho, a medida que el partido fue discurriendo la escuadra de la ciudad naval se fue encontrando más cómoda. En defensa, porque su adversario apenas le creaba peligro. En ataque, porque sus primeras estiradas a la portería rival se tradujeron en los casi dos únicos disparos a puerta de la primera parte. El primero corrió a cargo de Joselu, que finalizó una contra con un disparo desde el vértice izquierdo del área del Zamora que el meta Mapisa detuvo. El segundo, en una falta en la frontal del área tras una colada de Dani Nieto que Seoane lanzó y el portero local desvió a córner.

Organización

Las peores noticias para el Racing llegaron en los primeros minutos tras el descanso. Poco más de dos tardó el Zamora en adelantarse gracias al cabezazo de Herrera, a centro de Coque desde la izquierda, un tanto que noqueó durante algunos instantes al cuadro verde. El Zamora, de hecho, estuvo a punto de anotar otra vez a través de otro cabezazo, esta vez de Carlos Ramos, pero que se fue demasiado alto.

Una vez pasada la tempestad, y tras la entrada de Javi Rey, el Racing recuperó el control que ya había ejercido en el tramo final de la primera parte para buscar el empate en el marcador. De ahí que empezase a crear ocasiones sobre la portería de su rival, aunque los disparos de Elsinho, Fer Beltrán o Javi Rey no encontraron el premio del gol a pesar de las buenas acciones ofensivas de la escuadra visitante.

Fue en una acción a balón parado donde el equipo ferrolano logró marcar. Un saque de esquina botado por Pumar desde la izquierda encontró el remate de Jon García, que a la primera se topó con el rechace de un defensa y a la segunda acertó a batir al portero rival para restablecer las tablas en el marcador. Volvía entonces el partido a empezar y el Racing trató de subirse a la ola que lo había llevado el empate. Aunque sin llegar a crear grandes ocasiones, el cuadro verde demostró en el tramo final tener más ganas de ganar. Pero el marcador no se movió y el duelo acabó en empate.


Ni premio ni castigo para el Racing