Acompañamiento telefónico para paliar la soledad de los mayores

Pilar Lourido es la responsable de Voluntariado y Participación en Cáritas
|

A comienzos de 2020, Cáritas Diocesana de Mondoñedo-Ferrol ponía en marcha el programa Con-Vivindo con el objetivo de facilitar atención personal a personas mayores que se encuentran en situación de soledad o aislamiento no deseados.

La iniciativa, pensada para desarrollarse de forma presencial, quedó pronto condicionada por las restricciones derivadas de la pandemia de la Covid-19, lo que obligó a reformular el planteamiento inicial. Se optó así por la fórmula del acompañamiento telefónico y, en algunos casos, virtual, lo que ha permitido continuar prestando este apoyo tan importante para muchas personas.
PUBLICIDAD

“En el contexto actual de la pandemia provocada por el coronavirus, debido a la exigencia de mantener una distancia social, así como limitar la presencia física interpersonal a lo estrictamente necesario, el programa se pone en marcha en la modalidad de atención telefónica, resultando prioritaria esta atención dado el incremento de la soledad no deseada que se produjo en el colectivo de personas mayores. Con ello, se trata de recuperar el sentido de vecindad y la cultura de los cuidados”, destacan desde Cáritas.

La organización, que cuenta con el apoyo de las delegaciones diocesanas de Pastoral de la Salud y Pastoral Rural, anima así a participar en el programa tanto a las personas mayores que vivan solas como a los voluntarios y voluntarias que deseen aportar su grano de arena y dedicar una pequeña parte de su tiempo a conversar, escuchar o desarrollar otras actividades con estas. Se trata, indican desde Cáritas, de “fomentar las relaciones sociales, favorecer la comunicación con el entorno de la persona mayor así como el acceso a los recursos comunitarios”. Se pretende asimismo que las personas que se acompañen permanezcan en su propio hogar y entorno habitual, “evitando que se vean abocados a solicitar un recurso residencial”.

Participantes

Diez voluntarios y voluntarias y cinco mayores toman parte en la actualidad, en el conjunto de la Diócesis –, en una iniciativa que quiere seguir creciendo. Las personas interesadas en participar pueden llamar al teléfono 696 410 594 o bien remitir un correo a la dirección voluntariado.cdmondonedo@caritas.es.

La entidad se preocupa también de formar al voluntariado en cuestiones como pueden ser las habilidades socio-emocionales, aspecto de gran importancia sobre todo en un momento como el actual, en el que el aislamiento derivado de la situación sanitaria incrementa la sensación de soledad y de inquietud de muchos mayores.

“Hay gente mayor que pasa mucha horas solo y a través de este programa pueden contar, en función de sus necesidades, con una persona con la que pode hablar y no tener esa gran sensación de soledad", comenta Pilar Lourido, responsable de Voluntariado y Participación en Cáritas Dioceana Mondoñedo-Ferrol.

Acompañamiento telefónico para paliar la soledad de los mayores