Reportaje | La ciudad de Ferrol no pisa en femenino

Calle Concepción Arenal
|

De los 434 espacios –entre calles, plazas, avenidas, travesías, carreteras, caminos y muelles– de los que se compone el callejero ferrolano, solo 19 llevan nombres de mujeres, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).
Dentro de esa corta lista se encuentran religiosas –como Angustias, Dolores, María o Magdalena–, del mundo de las letras –Concepción Arenal, Emilia Pardo Bazán y Rosalía de Castro– y dos de ellas comparten placa con un hombre –Adan y Eva y Manuela e Miguel (esta última, la única homenajeada que sigue con vida)–. Además, se incluye dentro de esta relación la plaza 8 de marzo, efeméride que se conmemora hoy en todo el mundo.
En cuanto al número de espacios del callejero que rinden tributo a un hombre la cifra se eleva hasta los 122, encontrando a militares y marinos, médicos, pertenecientes al mundo de las humanidades e ilustres ferrolanos varios, entre otros. El resto de vías que restan hasta las 434 se corresponden con lugares, letras y ríos.
Esta cuestión discriminatoria fue tratada en alguna ocasión en el ámbito político, como el pasado enero de 2017, cuando el Consello da Muller abordó la posibilidad de cambiar algunos nombres del callejero por otros que pongan de relieve el papel de mujeres de la zona o bien que sean recordadas en vías o espacios públicos de nueva creación.
Los nombres que suenan desde hace años para entrar a engrosar la lista de candidatas a obtener una placa en la pared de alguna vía son Ángela Ruiz Robles, una propuesta del grupo municipal del PSOE a la precursora del libro electrónico (cuenta con un distintivo en el colegio en el que impartió clases); Reme Iglesias, natural de Canido y una de las promotoras de la identitaria fiesta de Os Maios o Amada García, la mugardesa que fue ejecutada en San Felipe al poco tiempo de dar a luz a su hijo por sus ideales en 1938.
Precisamente el nombre de esta última ya es utilizado por algunas asociaciones y colectivos para denominar a la plaza de Camilo José Cela, delante del edificio administrativo de la Xunta, y, tal y como indicó la concejala de Benestar Social, Saínza Ruíz, si se cambia la nomenclatura de dicho espacio, al escritor de Iria Flavia se le rendiría homenaje en otro punto de la ciudad, al tratarse de una petición realizada por una entidad.
Desde el Concello aseguran que se han llevado las propuestas a comisión y que el proceso está supeditado a la creación de nuevas calles, por lo que la voluntad de seguir adelante en la idea de reconocer a mujeres que fueron clave para la historia de la ciudad, en particular, y del mundo, en general, sigue adelante.
Iniciativas a medio camino 
El pasado 2015, la Xunta y el Ayuntamiento iniciaban las visitas “Ferrol en femenino” para escolares con la idea de visibilizar el papel de las mujeres locales.
De las siete mujeres de las que se hablaba durante la ruta, solo una cuenta actualmente con una calle en la ciudad: Concepción Arenal. El resto –Mela “A Carboeira”, Aurora Rodríguez y Hildegart; Antonia Alarcón; Ángeles Alvariño, Amada García y Amalia Fraguela no aparecen en el callejero municipal, aunque esta última sí cuenta con una vía en el vecino Narón, debido a que era natural de Sedes.
Rosalía es la que más abarca 
En el callejero de los municipios gallegos el nombre que más se repite es el de la poeta Rosalía de Castro, apareciendo un total de 122 veces, seguido del de Castelao (105). 
Prueba de ello es que casi todos los concellos de la comarca cuentan con algún espacio dedicado a la escritora nacida en Santiago, como una plaza en Ferrol y Pontedeume, un parque en Ares, un jardín en Fene y calles en Narón, Mugardos, Neda, As Pontes, Cariño y Cedeira. l

Reportaje | La ciudad de Ferrol no pisa en femenino