Un vigilante se suma a la Policía en el control de acceso a los juzgados

JUZGADO ARCO CONTRO ACCESO JUZGADO DE GUARDIA
|

Un vigilante de seguridad privada se incorporó la semana pasada a los agentes de la Policía Nacional en segunda actividad que controlan los accesos y se encargan de la seguridad en el interior del Palacio de Justicia de Ferrol. La medida tiene por objeto reforzar la plantilla de efectivos destinados a este fin, que se ha visto drásticamente reducida a causa de varias jubilaciones y de las vacaciones de los restantes.
De hecho, de los ocho agentes que tenían encomendada la seguridad en los juzgados, además de controlar tanto la puerta principal como la del de guardia, situado en el sótano, solo quedan cuatro. En la actualidad dos están de vacaciones y uno de ellos ya no se reincorporará a causa de la jubilación.
Los turnos se están realizando con dos policías por la mañana y uno por la tarde en la puerta principal, mientras que el vigilante de seguridad presta servicio por las mañanas en el acceso al juzgado de guardia.
En principio, la cosa se complicará en el mes de septiembre, porque solo habrá un agente por las mañanas y otro por las tardes.
CCOO de Xustiza denunció la situación la semana pasada, atribuyéndola a los recortes presupuestarios. n

Un vigilante se suma a la Policía en el control de acceso a los juzgados