Francisco Vázquez | “En los colegios y los libros de texto es donde se está alimentando el independentismo”

el ideal gallego-2019-02-06-007-bef235e0
|

El exalcalde Francisco Vázquez ofrece mañana (20.00 horas) en el Casino una conferencia sobre los 40 años de la Constitución, los aspectos que podrían mejorarse y los ataques que entiende que está sufriendo el documento.
 
¿En qué consistirá el acto?
La conferencia obedece a mi deseo de que La Coruña no quede al margen de las conmemoraciones que se han hecho en toda España con motivo del 40 aniversario de la Constitución y por la circunstancia de ser yo el único diputado constituyente vivo de los que encabezamos las listas en las elecciones de 1977. Otra razón es que en España hay una situación muy grave de desestabilización política, de ataque frontal a la Constitución y a la forma de Estado a la que hay que hacer frente. Los que creemos en los valores democráticos debemos alzar la voz y denunciar a los que persiguen un sistema distinto al de la democracia o a los que desde la violencia de un golpe de Estado quieren romper la unidad de España.

¿Cómo ve la Constitución en la actualidad ante las voces que piden una reforma?
Son las mismas que representan los partidos y las ideologías que hace 40 años votaron en contra de la Constitución y del Estatuto de Autonomía de Galicia. Estas fuerzas radicales, de carácter independentista y separatista, radical, comunista, en su momento se opusieron a la Constitución, que ha catapultado una España democrática que en 40 años logró los mayores niveles de progreso. La Constitución tiene gran validez y legitimidad, tiene que ser defendida y posiblemente habrá que incorporar puntualizaciones derivadas de la evolución de la sociedad como las nuevas tecnologías o estar en la Unión Europea con una moneda única. Habría que plantearse cuestiones como limitar la transferencia educativa a las comunidades autónomas, que ha generado una España desvertebrada y ha dado impulso a los movimientos de carácter separatista. 

¿Ve necesaria esa revisión?
Lo que necesita es que los partidos constitucionalistas sean consecuentes, me refiero sobre todo al Partido Socialista, que ha trastocado su historia y su compromiso constitucional con una política de alianzas con grupos independentistas y separatistas que además llevaron a cabo un golpe de Estado, con sectores comunistas como Podemos y con grupos filoterroristas como Bildu, eso es incomprensible. Ahora hay tres fuerzas constitucionalistas: Partido Popular, Ciudadanos y el Partido Socialista. La sociedad demanda que se defiendan los valores constitucionales frente a los intentos al margen de la legalidad que intenta romper la unidad o cambiar el sistema político. Lo que hay es un gran distanciamiento entre los políticos y la sociedad, eso se va a ir viendo en los resultados electorales. La gente exige compromiso firme, pero se intenta embarullar la acción política en un intento de distraer la opinión pública de los problemas auténticos de la sociedad.

¿A qué se debe ese alejamiento?
Los ciudadanos recelan de instituciones públicas que debían tener una clara neutralidad. Hay la percepción de que el Centro de Investigaciones Sociológicas miente con las encuestas o que las directivas de las televisiones públicas están orientadas en una determinada corriente, y también el fenómeno de la corrupción. Todo esto, unido a la inaplicación del artículo 155 en Cataluña y la inacción de los poderes públicos frente a una situación que continúa igual. Hay temor de que el voto no va a responder a los programas o compromisos políticos de los partidos. En las próximas municipales y autonómicas hay quien desconfía del voto del Partido Socialista, si puede ser un voto delegado que repercuta en favor de Podemos o de Mareas, eso genera una quiebra de confianza y un alejamiento de la ciudadanía.

 

Hay una situación muy grave de desestabilización política y a la forma de Estado a la que hay que hacer frente

¿Cómo ve al PSOE?
Ha quebrado su propia trayectoria histórica con la implantación de ese sistema de primarias que ha alentado un cesarismo entendido como dirigentes que ya no responden ante nadie, sin órganos de control, han desaparecido los órganos representativos que facilitaban el debate interno y se ha convertido en un partido asambleario, algo ajeno a su trayectoria histórica y a sus pilares ideológicos. Muchos ciudadanos no lo van a votar porque entienden que es un voto delegado. Luego su secretario general se ha convertido en una persona que ha transmitido a la ciudadanía un afán de poder personal como no se ha visto en la política española, capaz de afirmar y desmentirse en 24 horas y con una política de pactos errática. Estoy totalmente disconforme con el nuevo rumbo del Partido Socialista.

¿Es extensible a la ciudad?
Aquí tiene que hacerse una profunda reflexión sobre lo que fue en un momento determinado, que obtuvo seis mayorías absolutas, y lo que pasó a ser cuando rompió con aquel estilo político que representé. Esto explica esa situación de ser un partido marginal y secundario en una ciudad gobernada por el PP, Marea y en la que el Partido Socialista se ha convertido en un apéndice de otras fuerzas. Es una reflexión que tendrían que hacer, pero son incapaces de hacerlo y no se resignan a reconocer sus propios errores y un estilo político que yo representé y que se reflejaba en un apoyo mayoritario.

También se le vio en un acto de Ciudadanos con Albert Rivera, ¿qué le parece su papel?
Valoro mucho el compromiso constitucional allí donde no ha habido una presencia valiente de los otros partidos. Yo estoy dónde siempre he estado, otra cosa distinta es que donde yo estaba, se hayan ido los que estaban, pero algunos permanecemos leales a los valores que ha tenido siempre el Partido Socialista. Mi conferencia obedece a esa necesidad de ser valientes, de dar la cara, de defender sin complejos a España, a la democracia, y denunciar a sus enemigos. Desde hace muchísimo no ha estado tanto en peligro la permanencia como nación, de ahí una amenaza clara de que las tesis independentistas sigan creciendo con la utilización malsana que se está haciendo de la educación. Es en las aulas, en los colegios, en los textos de historia es donde se está alimentando el independentismo y dónde se está fraguando el golpe de Estado, cada año habrá más jóvenes españoles desinformados.

Francisco Vázquez | “En los colegios y los libros de texto es donde se está alimentando el independentismo”