Expropiados por las obras del vial a Caneliñas llevan siete años esperando los pagos de Fomento

El vial está operativo desde 2009 pero las expropiaciones no se abonaron
|

Medio millar de personas llevan nada menos que siete años esperando a que Fomento les pague los terrenos expropiados para construir el vial a Caneliñas. Los afectados reclaman desde hace casi una década el dinero adeudado al Gobierno central, que, sin embargo, hizo efectivos los pagos correspondientes al suelo localizado en la parroquia de Doniños pero no el de Esmelle y Mandiá. El equipo de Rey Varela, preguntado al respecto, incide en que este año quedará resuelto el expediente administrativo para que los vecinos puedan cobrar.
El problema que alega Fomento para no pagar los terrenos es la falta de los títulos de propiedad del suelo. Unos documentos que, por el momento, los afectados no pueden presentar debido a la coincidencia en el tiempo de la ejecución de las obras del vial a Caneliñas con un proceso de la concentración parcelaria en la zona, iniciado en la década de los 80 pero todavía inconcluso.
Los vecinos presentaron ya los pertinentes recursos pero continúan sin noticia alguna sobre cuándo cobrarán por las propiedades que les expropiaron. “Esto no acaba ni en otros veinte años”, asegura uno de los afectados, que denuncia además la “pasividad” del gobierno local. “Ni agiliza el tema ni se preocupa”, señala uno de los afectados, que incide en que “debería estar todos los días llamando a Santiago para que la Xunta tomara cartas en el asunto”. Sin embargo, desde el equipo de Rey Varela se incide en que se está trabajando para solucionar este problema y se alude a la existencia de “varias reuniones” para poner fin al proceso. “El expediente administrativo se resolverá este año y así se podrá certificar quiénes son los propietarios del terreno y Fomento los tendrá que reconocer como tal”, explicaron desde el gobierno local.

inversión
La carretera de acceso a Caneliñas afectó a un tramo con una longitud de aproximadamente quince kilómetros. Las obras proyectadas por el Ministerio de Fomento se acometieron en tres fases –de unos cinco kilómetros cada una– y el vial quedó abierto en su totalidad en el año 2009. La inversión del Gobierno central en la construcción de la carretera ascendió a 88 millones de euros, una cantidad en la que, según se indicó en su día, se incluían los costes de las expropiaciones de suelo.

Expropiados por las obras del vial a Caneliñas llevan siete años esperando los pagos de Fomento