La “venganza” de oro de los juveniles de A Cabana

Deportistas y técnicos de la entidad ferrolana posan con sus medallas tras la consecución del oro estatal | Remo A Cabana
|

“Los chicos de oro” del remo ferrolano regresaron ayer de Sestao con un nuevo título nacional en su currículum. Daniel Cenalmor, Lucas Sanmartín, Juan Míguez, Manuel López y Ayoud Elmajaoui –A Cabana– no quedaron satisfechos con la segunda posición lograda el sábado en la semifinal del Campeonato de España de bateles, un quinto mejor tiempo –el peor de los que ayer tomaron la salida en la lucha por las medallas– del que los ferrolanos supieron resarcirse. Y con creces.

En unas duras condiciones de frío, viento y mar la tripulación juvenil de A Cabana se colocó en cabeza desde la primera ciaboga, una posición que ya no abandonarían hasta el final del trazado de 2.000 metros. “Nos vinieron bien esas condiciones, era lo más parecido a cómo entrenamos aquí”, apunta Brais López, preparador del batel ferrolano en esta campaña, “porque en un campo de regatas más tranquilo hubiesen sido los vascos los más cómodos”. Con un palmarés inmaculado a lo largo de este ejercicio después de ganarlo todo a nivel autonómico, .”íbamos a por el podio”, añade el preparador. Una meta que cruzaron por todo lo alto, con un registro de 9:16.25 –el sábado hicieron 9:27.41–, con casi tres segundos de renta sobre Kaiku y más de ocho respecto a Deusto. Una regata prácticamente perfecta que les valió, en algún caso, el que es su cuarto título estatal.

Y es que la ““bronca rápida”” que López dio a los suyos tras la actuación en la semifinal surtió efecto en una tripulación no acostumbrada a remar contracorriente tras contar sus participaciones por victorias en el presente ejercicio. Un batel en el que Manuel López ejercía de “novato” y Daniel Cenalmor de “veterano”. “Todo el trabajo está dando sus frutos”, comenta este último remero, que con el título sumado ayer cuenta con cuatro oros nacionales en su vitrina particular –dos infantiles y uno cadete–. Y es que “tras el cuarto lugar del año pasado queríamos más”, una meta que lograron “echándolo todo en cada regata”, comenta un muy contento Cenalmor, “y ayudados por la experiencia que nos da la ­trainera”, con la que, cabe recordar, consiguieron el ascenso a Primera Autonómica.

Recepción
Una alegría que los remeros pudieron compartir a su llegada en la noche de ayer a Ferrol, en donde les estaban esperando familiares, amigos y compañeros del club. Una tripulación que, con un nuevo oro ya en el bolsillo, atisba un futuro inmediato en el que "seguiremos estudiando y remando, que es lo que nos gusta", comenta Cenalmor. Una tarea, la de compatibilizar ambas facetas, para las que el joven remero ferrolano lanza un claro mensaje.

"Se necesitan becas y ayudas para este deporte. Estamos entrenando tres horas al día, seis días a la semana, sin ningún tipo de facilidad", comenta un Cenalmor que, al igual que la patrona, Noemí, y López se encuentran preparando el selectivo. Eso sí, ayer tanto deportistas como entrenador dejaron a un lado estas preocupaciones para celebrar por todo lo alto su oro, al ritmo de orquesta en el vecino municipio de Narón.

La “venganza” de oro de los juveniles de A Cabana