El Concello cierra la playa de Ponzos por la aparición de carabelas portuguesas

Las carabelas, aun fuera del agua, pueden picar a quienes las pisen | cedida
|

Centenares de ejemplares de physalia physalis, también conocida como carabela portuguesa, fragata portuguesa o falsa medusa, aparecieron a lo largo de la tarde de ayer en los arenales de Ponzos, Santa Comba, Penencia y San Xurxo, obligando a las autoridades a cerrar el acceso a las dos primeras por precaución. El physálido, de apariencia similar a una medusa, es especialmente venenoso –su picadura puede provocar fuertes dolores y, aunque se han registrado otras reacciones al mismo e incluso la muerte, estas son extremadamente raras–, por lo que no está permitido acercarse a las zonas hasta que los voluntarios de Protección Civil hayan terminado de retirarlas.

Esta especie, que curiosamente no se trata de un único individuo sino que cada ejemplar es una colonia en sí, no es demasiado común en las costas gallegas, siendo criaturas de aguas cálidas. No obstante, entre sus hábitats se encuentra la corriente del Golfo, con una gran incidencia en las costas gallegas –de hecho es responsable de la importante población de cefalópodos en el litoral de Galicia–, por lo que se cree que podrían haber sido arrastradas por los recientes temporales.

Según apuntó el Concello, de momento solo han sido cerradas las playas de Ponzos y Santa Comba por el gran número de ejemplares encontrados –el resto ha sido señalizado por precaución–. A lo largo de la jornada de hoy se analizarán el resto de arenales del término municipal.

El Concello cierra la playa de Ponzos por la aparición de carabelas portuguesas