El equipo español se adaptó mejor para lograr el bronce

Diario de Ferrol-2016-05-16-036-b64ef033_1
|

 

El equipo español de arco recurvo, del que formó parte el pontés Miguel Alvariño, se adaptó mejor que su rival a las difíciles condiciones en las que se desarrolló la última jornada de la Copa del Mundo celebrada durante los últimos días en la localidad colombiana de Medellín. Eso fue lo que le sirvió para colgarse la medalla de bronce en la competición, al derrotar a la formación de Canadá por un contundente 6-0 en la final de consolación a la que hace unos días se había hecho merecedor gracias a su buen nivel en las eliminatorias previas.
La escuadra española –formada, además de por Alvariño, por Juan Ignacio Rodríguez y Miguel Ángel Pifarre– demostró su superioridad desde la primera manga, en la que ganó por 51-48 en un parcial en el que ninguno de los seis competidores fue capaz de clavar la flecha en el centro de la diana. Una vez en ventaja, la formación española tuvo mayor regularidad en los dos siguientes sets (57-52 y 52-44) para llevarse la victoria y, de esta manera, adjudicarse el metal de bronce.

INDIVIDUAL
Al cierre de esta edición, el arquero de Ferrolterra, noveno en el “round” inicial, se disponía a disputar la final individual de la competición, en la que su rival fue el estadounidense Brady Ellison, segundo mejor de la previa de este campeonato.

El equipo español se adaptó mejor para lograr el bronce