El gobierno reorganiza las concejalías contando con las dos ediles socialistas

|

El alcalde, Jorge Suárez, considera “positiva” la declaración de intenciones señalada el pasado sábado por la ejecutiva provincial socialista de “retomar o pacto”. No obstante, y teniendo en cuenta que el regidor no ha tenido ningún contacto con órganos socialistas y que la dirección provincial avala la decisión del grupo municipal y la ejecutiva local de pasarse a la oposición y abandonar el gobierno, el alcalde continúa con su reestructuración de áreas y su trabajo diario.
En la Xunta de Goberno celebrada ayer –a la que no acudió la concejala María Fernández Lemos, la edil a la que Beatriz Sestayo quiso retirar las competencias de Urbanismo y todavía en el ejecutivo local– se debatió sobre la reorganización de competencias que, como indicó el alcalde, está prácticamente acordada. Hoy se llevará la propuesta a la asamblea de Ferrol en Común con el fin de que esta misma semana se determinen las áreas de las que se encargará cada edil de los seis que componen Ferrol en Común más las dos ediles Rosa Méndez y María Fernández, que aunque están pendientes de la resolución que tomen los órganos de su partido con respecto a  su futuro, continúan, como aseguró Suárez, formando parte del equipo de gobierno y manteniendo sus áreas. De hecho, Suárez indicó que “antes do venres faremos esa reasignación de competencias, respectando as áreas que ostentan as dúas concelleiras do PSOE que decidiron permanecer no goberno, á espera de resolucións que adopten os órganos do partido socialista. As actas son individuais e ata que non conste a renuncia expresa das concelleiras non imos reorganizar as súas áreas, contamos que o PSOE segue con nós”.
El alcalde se refirió a la situación de su hasta ahora socio de gobierno, señalando que “quero valorar ás persoas que creen neste proxecto. As decisións internas corresponden ao PSOE, pero parece que hai unha declaración de intencións de recuperar o pacto e iso saludámolo positivamente”. De todos modos, reconoció que no ha habido hasta el momento ningún tipo de movimiento que haga apuntar a una pronta “reconciliación” de los socios FeC-PSOE.
Suárez indicó que el PSOE “está vivindo un sunami pero é o noso aliado, aprobou un programa de goberno e nós temos paciencia, podemos esperar polas súas resolucións e podemos gobernar esta cidade para ben”.
Por su parte, la concejala Rosa Méndez que solicitó el arbitraje del partido ante órganos superiores al local, no ha recibido oficialmente ninguna comunicación pero, en base a lo manifestado el pasado sábado por el secretario provincial, entiende que se llevará a cabo una mediación “espero que escoitando a todas as partes implicadas, non só a dous e tres e pensando no ben da cidade”, indicó.

El gobierno reorganiza las concejalías contando con las dos ediles socialistas