Año nuevo, misma idea

Real Racing Club (Santander)-Racing Club Ferrol 18ª jornada, Segunda División B, grupo 1, de fútbol El Sardinero Andrés Fernández/El Diario Montañés (20-12-2015) TEXTO: Borja Domínguez, Nano y Golobart
|

 

Comienza el año y termina la primera vuelta. Las dos circunstancias se juntan en el partido que enfrenta al Racing con el Atlético Astorga esta tarde –17.00 horas, A Malata–. De todas maneras, el equipo ferrolano entra en 2016 con la idea de que sus resultados  sean similares a los de la parte final de 2015, tramo en el que encadenó 16 jornadas sin perder, se aupó al liderato del grupo I y cobró seis puntos de renta sobre el segundo clasificado. Ese será el camino para terminar la liga regular en lo más alto de la clasificación y luchar con más opciones por el ascenso a Segunda que se ha marcado como objetivo desde el comienzo de la competición. 
El partido de esta tarde supone un cambio de registro con respecto al último que jugó en 2015. Entonces, el Racing se enfrentó a domicilio a su homónimo santanderino –que antes de que empezase la temporada era el gran favorito al título y que, tras un arranque dubitativo, poco a poco se va aproximando más a la cabeza–. En cambio, esta vez el encuentro se disputa en A Malata y el rival al que el cuadro verde se va a enfrentar es el último clasificado. Por eso, a priori parece una cita más sencilla para un Racing que, sin embargo, sabe que no se puede confiar en exceso si no se quiere llevar un susto que reduzca su ventaja en el liderato.  

LOCAL
El Racing, uno de los cuatro equipos del grupo I que no conoce la derrota ejerciendo de local, quiere hacer valer esa condición ante un rival que, a diferencia de lo que se podría pensar, no es de los peores cuando actúa de visitante. Sin embargo, su condición de colista y los cambios que ya ha realizado en su plantilla –empezando por el del entrenador, que ahora es Paulino en sustitución de Álvaro García– lo han puesto en una situación complicada. De ahí que el cuadro verde pretenda jugar con mucha intensidad desde el primer minuto para llevarse el enfrentamiento a su terreno y, de esta manera, tener más opciones de sumar los tres puntos.  
El hecho de apenas tener bajas –el lesionado Catalá será el único ausente para el encuentro de esta tarde– permitirá al Racing presentar una de sus mejores alineaciones. Será la manera de volver a demostrar la capacidad de una plantilla que se ha erigido como la más competente del grupo I y a la que apenas se le atisban retoques durante el mercado invernal que se acaba de abrir. De todas maneras, su rendimiento en los siguientes partidos determinará si necesita algún complemento para lo que ya hay en la actualidad, que se ha confirmado como un grupo preparado para luchar por el ascenso a Segunda, que es el objetivo planteado desde el principio de la presente temporada.

Año nuevo, misma idea