Navantia detalla su protocolo para la reactivación de sus instalaciones

Grúas del astillero ferrolano del grupo público naval, en una imagen captada ayer | jorge meis
|

A pesar de que no se ha detallado una fecha oficial para el retorno a la actividad en los astilleros de la ría de Ferrol, la dirección de Navantia detalló ayer los protocolos de seguridad que se establecerán en las instalaciones del grupo naval de cara a una vuelta a la normalidad. Estas pautas, desarrolladas de acuerdo con las directrices de los Ministerios de Industria y Sanidad, servirán “como punto de partida” para afrontar “los cambios que se pudieran producir en los diferentes escenarios”. Estos, además, estarían supervisados por el comité intercentros y, de haber alguna modificación sustancial de las medidas, especialmente en un centro de trabajo concreto, estas se debatirán con los comités centrales de Seguridad y Salud Laboral de estos, dándose posteriormente parte al comité de seguimiento de la pandemia.

Una de las principales medidas, que ya se adoptó desde que comenzó el estado de alarma, es seguir promoviendo la modalidad de teletrabajo en aquellas labores no presenciales. Para ello, detalla Navantia, “se facilitará el uso de herramientas online”, además de suspenderse todas las actividades formativas, y se tratarán de evitar los desplazamientos innecesarios. Los protocolos, no obstante, hacen especial hincapié en todas aquellas actividades que impliquen la presencia en los astilleros, tales como la aportación de EPIs a los trabajadores y su instrucción en su uso adecuado siguiendo las recomendaciones de la OMS y de Sanidad.

Organización y desinfección
De un modo más concreto, el grupo naval detalló que serán los propios comités de seguridad de cada centro los encargados de regular las entradas y salidas en las instalaciones, haciéndose estas de forma escalonada y en diferentes franjas horarias para evitar colapsos. Para reforzar esta medida, se establecerán señalizaciones para garantizar una distancia mínima de seguridad de dos metros –las cuales, además, serán controladas por Seguridad Industrial–.

Navantia apuntó que, desde el inicio mismo de la actividad, se realizará un control de temperatura en todos los accesos a sus centros de trabajo, además de garantizarse la distancia mínima de seguridad en todos los transportes colectivos, fletándose el número de autobuses que sea necesario para poder cumplir con este requisito.

En cuanto a la desinfección y limpieza diaria, se realizará al finalizar cada turno en teclados pantallas táctiles, ratones, pomos de puertas, interruptores, barandillas, máquinas de venta automática, talleres, inodoros, vestuarios y, en resumidas cuentas, en todos aquellos puntos con afluencia de personal.

Por último, Navantia apuntó que también se controlarán mediante señalizaciones la distancia de seguridad en áreas comunes y que los vestuarios “contarán con un acceso organizado, una ventilación adecuada” y la presencia de personal de limpieza.

Navantia detalla su protocolo para la reactivación de sus instalaciones