El Galicia de Mugardos plantó cara a un rival que sufrió para terminar ganando

|

El Galicia de Mugardos no desmereció a un rival que comparte el liderato del grupo norte de la Preferente Autonómica. De hecho, solo a cuentagotase el Bergantiños se mostró superior a la escuadra de Ferrolterra que, incluso, estuvo a punto de conseguir el empate tras una segunda parte en la que se mostró netamente superior a un rival que no tuvo demasiados argumentos.
El cuadro local, que hizo frente al partido con varias ausencias en su plantilla que lo dejaban sin fondo de armario, puso el partido rápidamente a su favor ante un enemigo que en la primera parte se dedicó, sobre todo, a esperar los ataques contrarios. De hecho, el Bergantiños dominó el encuentro con claridad durante los primeros 45 minutos.
Las tornas cambiaron tras el descanso, cuando el Galicia dio entrada a gente más ofensiva. Eso motivó que el cuadro de Carballo apenas se acercase a la portería rival, aunque en un golpe franco lateral en la que el portero Iñaki Paz reclamó falta, logró un tanto que parecía sentenciar el duelo. El Galicia de Mugardos, sin embargo, no se rindió, redujo distancias con un gol a balón parado y estuvo a punto de empatar en el tramo final del encuentro, pero no tuvo acierto. n

El Galicia de Mugardos plantó cara a un rival que sufrió para terminar ganando