Los regalos y las últimas visitas de los Reyes ponen fin a las navidades en la comarca

|

La mágica espera de los Reyes Magos tuvo ayer su recompensa para los niños y niñas de las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal que amanecieron con algunas –sino todas– sus peticiones bajo el árbol. Si bien esta estampa común en la mayoría de los hogares, no fue la única de la jornada. En Cabanas, Sus Majestades, tras visitar de madrugada todas las casas, se acercaron hasta el pabellón de Lavandeira donde fueron recibidos por decenas de familias. En estas instalaciones, Melchor, Gaspar y Baltasar repartieron juguetes durante más de hora y media, antes de trasladarse al local social de Laraxe donde continuaron con su cometido.
Sus Majestades también desfilaron ayer en Cerdido. A diferencia de casi todo los concellos de la comarca, el municipio celebró ayer su cabalgata de Reyes durante la mañana, coincidiendo con la feria de A Barqueira, acompañados de varias carrozas en las que se representó el Portal de Belén y diferentes oficios artesanales. Melchor, Gaspar y Baltasar culminaron la mañana en la misa que tuvo lugar en la iglesia parroquia de San Antonio.
Ya por la tarde, el Concello abrió las puertas del pabellón municipal para acoger una fiesta infantil que también contó con la presencia de los Reyes de Oriente que acudieron a despedirse de los niños del municipio hasta el próximo año. l

Los regalos y las últimas visitas de los Reyes ponen fin a las navidades en la comarca