Las actuaciones de urgencia en el centro comercial Porta Nova supondrán 326.000 euros

Copia de Diario de Ferrol-2014-05-14-003-f5862738
|

Parte del revestimiento de la fachada del centro comercial Porta Nova se desprendió en la madrugada de ayer en el lateral de la avenida de Viveiro, que durante todo el día permaneció cerrada al tráfico como medida de prevención. No se produjeron daños al margen de los que sufrió el inmueble y tampoco fue preciso suspender la actividad comercial.
El cierre de este vial se suma al de la calle Río Mera, ordenado ya hace semanas, cuando empezaron a detectarse los problemas en el edificio. Ayer mismo se iniciaron las primeras obras de emergencia en esta fachada, que ejecutará la empresa Hiperdeco por un importe de 30.000 euros. Consisten en la eliminación de la totalidad del revestimiento en la fachada afectada, que posteriormente tendrá que ser reemplazado por otro. Esta misma compañía es la que se encargó de la primera retirada de las losetas de piedra que se produjo en el inmueble.

más inversión
Los 30.000 euros forman parte de un paquete de obras de mayor cuantía, 326.000 euros, según el informe que encargó el Concello cuando se constató que los daños en el edificio eran de una magnitud considerable, y que fue entregado en la tarde del lunes, apenas unas horas antes de que se produjese este último desprendimiento.
El alcalde, José Manuel Rey, destacó ayer el elevado montante que supondrá resolver estos problemas del centro comercial –las obras se contratarán, con toda probabilidad, por la vía de urgencia–, sobre todo teniendo en cuenta que los planes del Concello pasan por poner en valor este edificio, cuya concesión se recuperó recientemente, para darle un nuevo impulso, algo que a buen seguro supondrá también un desembolso económico. En la actualidad únicamente funcionan seis de los espacios comerciales del centro.

mantenimiento
Rey Varela insistió en que fue la falta de mantenimiento la causa de los problemas que ahora sufre el centro comercial, un mal común a otros edificios de titularidad municipal.
El lunes, tanto el alcalde como el concejal de Urbanismo quisieron insistir en que la estructura del edificio no corre peligro y en que la seguridad está garantizada, ya que el problema, que inicialmente se pensó que estaba limitado a las losetas de piedra del recubrimiento exterior, afecta también a la siguiente capa de revestimiento, pero no al resto del inmueble. “Quiero transmitir tranquilidad a los usuarios y a los operadores que quedan”, dijo ayer el regidor municipal, que aseguró que las obras finalizarán  “cuanto antes”.

Las actuaciones de urgencia en el centro comercial Porta Nova supondrán 326.000 euros