“Cada año viene más gente; esta edición fue espectacular”

|

Con un inmejorable sabor de boca cerró ayer el Motoclub Fojeteiros la XI Concentración Motera Cidade de Narón, marcada sobre todo por la gran participación. Alrededor de 600 inscritos, procedentes de diferentes puntos de la geografía española, e incluso e de otros países, tomaban parte el sábado en la ruta a San Andrés y en el tradicional desfile nocturno de antorchas.
“Vinieron más motos que el año pasado. Cada año viene más gente, y esta edición fue espectacular. Estuvimos a tope, casi a punto de colapsar”, comentaba ayer el presidente de Fojeteiros, José López Quintián.  Junto a los moteros inscritos, miles de personas disfrutaron a lo largo del fin de semana de las actividades enmarcadas en la cita, desde las comidas y cenas, hasta las actuaciones musicales o exhibiciones. 
Con el paseo marítimo de Xuvia como epicentro de la concentración, Narón logró convertirse así un año más en un punto de referencia para los aficionados a las dos ruedas. “Este año vino muchísima gente sin motos y también muchos participantes nuevos”, añadió Quintián.
El presidente del club organizador expresaba su satisfacción por el desarrollo de la cita minutos antes de comenzar la comida tras la cual se procedió a la clausura de la concentración. Llegó entonces el momento de entregar los premios otorgados cada año a los moteros que llegan desde más lejos (en este caso a uno procedente del Norte de Francia y que tuvo que cubrir 1.800 kilómetros para disfrutar de la cita naronesa), al motoclub con más inscritos, al más joven o al más veterano, entre otras menciones.
Además de las atracciones infantiles y el mercadillo motero instalado para la ocasión, la concentración motera reservó un año más un hueco a la solidaridad, a través de la recogida de tapones para “Alba La Promesa”, una iniciativa que impulsan en la zona familiares de una niña que sufre una lesión cerebral degenerativa.

“Cada año viene más gente; esta edición fue espectacular”