Comienza la rehabilitación de la antigua Comandancia Naval

El perímetro del edificio ya está vallado ante la inminencia de los trabajos de reforma| d. alexandre
|

Las obras de rehabilitación del edificio de la antigua Comandancia Naval comenzarán en los próximos días tras haber concluido los trabajos previos –vallado y acopio de materiales– que permitirán a la UTE formada por Comsa y Ogmios Proyecto acometer la primera de las intervenciones impulsadas por la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao para poner en valor la fachada marítima de la ciudad.

El importe de adjudicación de la obra asciende a 1,3 millones y tiene un plazo de ejecución de 21 meses, con lo que, si no se producen contratiempos, habrá finalizado en 2022. Entonces, el organismo que preside Indalecio Seijo podrá ampliar su sede y solucionar así los problemas de espacio que existen en este momento.

El proyecto de la actuación contempla la conexión de las instalaciones actuales con el inmueble a recuperar –construido en 1931– por sus plantas bajas. Ambos quedarán unidos además por sus semisótanos. Para ello se vaciará el interior del edificio y se ejecutará una nueva estructura que mejorará la accesibilidad.

La reforma incluye también el cambio de las carpinterías, el embellecimiento de la fachada y la excavación del sótano para sanear soleras y eliminar humedades. Además, se procederá a la sustitución de la cubierta de fibrocemento por una acabada en zinc y se eliminarán los volúmenes impropios que existen adosados al inmueble, como es el caso de los de la parte posterior y el que se sitúa sobre la linterna.

 

La segunda fase del Puesto de Inspección Fronteriza concluirá en el primer semestre

La Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao recepcionará a lo largo del primer semestre del año la obra de ampliación del Puesto de Inspección Fronteriza –PIF– de la dársena exterior de Caneliñas. En este caso es también una unión temporal de empresas, la que forman Construcciones y Canalizaciones José Saa y Construcciones Sierra A Pontenova, la que ejecuta unas obras adjudicadas por 540.000 euros y que dieron comienzo el pasado mes de octubre. 
La segunda fase del PIF duplicará la capacidad actual –son 500 metros cuadrados de superficie– de un servicio que entró en funcionamiento en febrero del año pasado con su primera inspección. Desde el Puerto se considera clave en la consecución de nuevos tráficos de productos para el consumo humano y animal procedentes de Estados que no forman parte de la Unión Europea. l

 

 

Comienza la rehabilitación de la antigua Comandancia Naval