El Racing no tuvo opciones

Eliminatoria copa del Rey de Futbol, Real Murcia-Racing de Ferrol. © Nacho Garcia 6/9/2017
|

El Racing quedó apeado de la Copa del Rey en la Nueva Condomina. Puede que el largo viaje pesase en los de Miguel Ángel Tena, que completaron un partido bastante gris. También los numerosos cambios en el equipo titular –nueve con respecto a la última alineación liguera– influyeron en su insuficiente desempeño. Solo el espectacular gol de Gonzalo hizo albergar alguna esperanza en un encuentro en el que el equipo murciano fue superior.
Salió con más energía el Murcia, que pese a no tener mucho respaldo en las gradas –no el que esperaba– tomó la iniciativa y dispuso de la primera ocasión a través de un disparo alto de Salva Chamorro. Enfrente, el equipo ferrolano, pese a su tímido arranque, se estiró poco a poco y, tras forzar su primer córner, tuvo en la cabeza de Jacobo Trigo la ocasión de marcar, pero su remate se fue excesivamente alto.
La circulación de balón del Murcia en este tramo era muy lenta y el Racing, con las líneas muy juntas, buscaba transiciones rápidas para sorprender al cuadro “pimentonero”. 
Justo después de que el Murcia tuviese que realizar su primer cambio por lesión de Fede Vega, los de Manolo Sanlúcar disfrutaron de una gran oportunidad por medio de Elady, que se topó con el meta Franco, mientras que en el rechace envió el balón lejos de la meta. 
Pasada la media hora de juego el Murcia se adelantó por medio de Álex Ortiz. La jugada ensayada llegó en un córner. En él, Juanma prolongó en el primer palo y el central Ortiz remató libre de marca.
Gracias a ese gol ganó en confianza el cuadro murciano, en tanto que el verde se quedó sin respuesta. De hecho, los de Tena no encontraron la forma de sobreponerse y se llegó al descanso sin optar al empate.

Sentencia
En la reanudación, la lesión del central David Mateos obligó al Murcia a recomponer su sistema defensivo. A pesar de eso, el cuadro grana controlaba el partido sin apuros y sin que se apreciara reacción por parte de un Racing que se encontraba incómodo e indeciso. Eso lo aprovechó el Murcia para sorprender a través de una velocísima salida de cuatro toques. Tras ellos, Elady anotaba el segundo gol para el Murcia y ponía muy cuesta arriba el partido para los visitantes.
A pesar de los cambios no acababa de activarse el Racing, que sin embargo acortó distancias en una acción individual de Gonzalo, que desde el centro del campo, y viendo adelantado al portero local, lo  superó en lo que fue un auténtico golazo. El tanto animó al equipo ferrolano, que parecía perdido y ahora aún tenía tiempo de desafiar al Murcia. El Racing adelantó líneas y el Murcia pasó a ser el que esperaba. Pero cuando parecía que era el momento del cuadro visitante, el local asestó el golpe que semejaba definitivo, con un tercer tanto de Curto, que picó con maestría por encima del meta Franco, con la defensa visitante clavada.
El Murcia, incluso, aumentó finalmente su distancia. l

El Racing no tuvo opciones