La actuación pública en Ferrol Vello comenzará con la habilitación de un albergue en Aduanas

Antiguo edificio de Aduanas en el muelle
|

De entre las propuestas barajadas en los últimos años para el edificio de Aduanas, en el barrio de Ferrol Vello, el gobierno local se inclina por destinar el inmueble a albergue de peregrinos.  De hecho, el equipo de Rey Varela ha comenzado a trabajar ya con esta previsión, y ayer se celebró una primera reunión a la que asistieron, además del alcalde, el presidente de la Diputación, Diego Calvo; la secretaria xeral de Turismo de la Xunta, Nava Castro; y el subdirector de Apoyo de la Guardia Civil, el teniente coronel Francisco Gabella Maroto. La presencia de este último obedece a que desde la propia Dirección General del cuerpo se anunció que la antigua sede de Aduanas albergaría provisionalmente las dependencias de la Guardia Civil en tanto se desarrollan las obras de remodelación de las actuales instalaciones, situadas en la carretera de Catabois y para cuyo comienzo todavía no hay fecha.
Precisamente en este encuentro de trabajo se abordaron las citadas obras, aunque según la información facilitada por el Concello, únicamente se trató sobre la necesidad de optimizar y modernizar este cuartel. El alcalde sí aclaró que definitivamente no se utilizará el edificio de Aduanas como sede provisional porque las obras que se acometerán en Catabois no afectarán a la totalidad del cuartel y podrán, por lo tanto, compaginarse con la actividad habitual de la Guardia Civil. Rey Varela indicó que aunque efectivamente no hay una previsión concreta para el inicio de las obras, “estamos trabajando coordinadamente para avanzar lo más rápidamente posible en este tema”.
Por lo que se refiere a la propuesta de habilitar en el edificio de Aduanas –que en la actualidad pertenece al Ministerio del Interior– un albergue de peregrinos, la idea se inscribe en las líneas de actuación marcadas por el Plan Especial de Ferrol Vello, presentado recientemente y que no entrará en vigor al menos hasta principios de 2015. En este documento se especifica para el inmueble un uso dotacional, con la finalidad de contribuir a la revitalización del barrio, pero también de poner en valor el Camino Inglés, que parte precisamente del muelle de Curuxeiras.  El regidor indicó que Ferrol Vello es el punto de partida hacia Santiago de muchos peregrinos que llegan por mar a la ciudad y este es el motivo por el que se apuesta por un albergue de peregrinos. Se trata, en cualquier caso, de un proyecto “naciente” que no podrá empezar a desarrollarse hasta que el PERI esté definitivamente en marcha y sobre el que Rey Varela no quiso aventurar fechas. “Es un desarrollo que lleva su tiempo porque hay muchas administraciones implicadas, pero lo importante es que se ha empezado a trabajar ya en un edificio concreto”, destacó.
 El alcalde agradeció la disposición y colaboración de todas las partes en este proceso que ahora se inicia y mencionó especialmente al director general de la Guardia Civil, el ferrolano Arsenio Fernández de Mesa. n

La actuación pública en Ferrol Vello comenzará con la habilitación de un albergue en Aduanas