El IV Salón Fevino cierra sus puertas tras convocar a más de 3.500 personas en Ferrol

Fevino clausura
|

La edición de 2019 del Salón Profesional del Vino cerró ayer sus puertas en la sede de Afundación con premios y música y después de recibir a más de 3.500 personas relacionadas con el sector.

Un millar provenían de las bodegas que acudieron a la cita a mostrar el fruto de su trabajo. Otros 2.500 fueron los visitantes, que en su mayoría eran hosteleros, distribuidores, comerciales, sumilleres, periodistas o críticos. Esto refuerza, explican desde la organización, el carácter profesional de una cita que desde su reinvención como Salón hace cuatro años no ha dejado de crecer en prestigio. Su director, Fernando Yáñez, expresaba ayer su satisfacción por los logros alcanzados y por la buena recepción entre las grandes figuras vitivinícolas de España. “Destacan la calidad de los vinos y el nivel de las catas”, comentaba.

Y es que las catas supusieron uno de los atractivos del evento, con propuestas tan excepcionales como la inaugural en la que se probaron vinos de la máxima calificación mundial hasta las que ayer cerraban las sesiones poniendo énfasis en los blancos gallegos y en los vinos surgidos a partir del desarrollo de la uva Branco Lexítimo. La presencia de referencias gallegas fue mayoritaria y una seña de identidad de esta edición, que ayer acababa con música en la plaza de la Constitución a cargo de Encrucilladas y de Petit Swing.

Se entregaron además premios en distintas categorías, valorados por expertos del sector. En espumosos fue ganador el Martín Códax y finalista el Sensum As Laxas. Entre los aguardientes y licores fueron premiados Pazo de Señoráns (orujo), Pazo de Viña Costeira (hierbas) o Segrel (licor café). Los mejores rosados fueron el Regina Rosae y el Bágoas de Mencía, de la Ribeira Sacra y entre los vermús ganaron Lodeiros (rojo) y Botafumeiro (blanco).

Fue la primera vez que se convocaron estos galardones y también supuso esta edición el estreno de los Guardianes del Vino, un reconocimiento honorífico que recayó en Vicente Cebrián, Mar Vilanova, Víctor de la Serna, Amaya Cervera, Raúl Pérez y la marca de cristalería Riedel.

El IV Salón Fevino cierra sus puertas tras convocar a más de 3.500 personas en Ferrol