El Racing se desplaza a Lugo para enfrentarse al equipo de Luis César

|

Después de la victoria que cosecharon el pasado domingo frente el Pontevedra, los jugadores del cuadro verde empezaron ayer, después de la jornada de descanso del lunes, la preparación del próximo enfrentamiento, que será el domingo en el campo del Izarra. Hoy retornan al trabajo a través de un partido de entrenamiento que van a dirimir, a puerta cerrada, en el campo Ángel Carro ante el Lugo, un choque que le servirá de prueba tanto a Miguel Ángel Tena como a Luis César para sus próximos compromisos ligueros.
Para el cuadro de la ciudad naval será un duro test, ya que se van a medir a un adversario de superior categoría, lo que siempre supone una exigencia mayor, lo que ayudará a que la intesidad del juego sea más alta. 
Después de que ya se le haya tramitar la licencia federativa al meta Ian Mackay, tras cumplirse los cinco meses necesarios para cumplir con la normativa tras la lesión que sufrió en el encuentro de la primera vuelta ante la Mutilvera, el cancerbero ya está en condiciones de defender la portería racinguista, por lo que es bastante probable que el cuerpo técnico aproveche el choque de esta mañana para que pueda volver a defender la portería verde.
Además, el resto de integrantes del cuadro de la ciudad naval están en condiciones de disputar el choque, salvo en el caso de Sergio de Paz, que sigue arrastrando algunas molestias, por lo que es bastante probable que haga un trabajo específico y que no salte al terreno de juego con sus compañeros.

INTENCIÓN
En el seno del equipo ferrolano se es consciente de que deben enlazar varias victorias consecutivas para alejarse definitivamente de los puestos de descenso y, para ello, esperan sacar un resultado positivo en el feudo del Izarra, aunque su entrenador advierte de que “no es un campo muy apropiado para nuestro juego, por su superificie y por las dimensiones, que ellos las tienen muy estudiadas y que causan mucho peligro a balón parado”.
El entrenador del Racing también cree que “hay que poner mucha intensidad, porque las segundas jugadas pueden ser determinantes en el discurrir del encuentro y, además, tenemos que intentar anotar las ocasiones que creemos, porque el que se ponga por delante tendrá mucha ventaja para lograr el triunfo ”.
A pesar de que la victoria del domingo ante el Pontevedra, unida ala mala racha del conjunto pontevedrés, ha permitido recortar la desventaja con respecto a los puestos de promoción, y además al equipo ferrolano le resta por jugar el aplzado ante el palencia, Tena tiene claro que “el objetivo sigue siendo llegar a los cuarenta y cinco puntos cuanto antes y luego ya veremos lo que pueda pasar, pero solo pensamos en eso en estos momentos”.

El Racing se desplaza a Lugo para enfrentarse al equipo de Luis César