Un rival de máxima exigencia

Foto Oficial Racing de Ferrol
|

Ningún equipo durante la primera vuelta causó en el entrenador del Racing, Miguel Ángel Tena, una impresión tan grata como la Cultural Leonesa. El partido que los enfrentó entonces en el Reino de León acabó con empate a dos tantos, pero el equipo ferrolano llegó a ver seriamente comprometida una serie de imbatibilidad que al final se prolongó hasta las 16 jornadas. “Es cierto que ahora no están atravesando una buena racha de resultados, pero es un rival muy fuerte, que tiene mucha ‘pegada’ y jugadores muy buenos, individualmente, como Marcos Álvarez, Javi Navas, Cristóbal o Aketxe”, dijo el técnico de la escuadra de la ciudad naval.
Fue la forma con la que Tena advirtió de los problemas que el Racing se va a encontrar para lograr una victoria que lo acercaría más al título de la liga regular, lo que le permitiría tener más posibilidades de acabar consiguiendo el ascenso a Segunda que tiene como objetivo. “Ellos están a cuatro puntos de los puestos que clasifican para la fase de ascenso y, a pesar de que jugar en el campo del líder no es fácil, intentarán conseguir una victoria que les daría mucha confianza con vistas al resto de la liga regular”, recordó un Tena que apuntó que “tenemos que pensaar solo en lo nuestro para intentar ganar, pero respetando mucho al nivel”.

CONTINUIDAD
Además, a pesar de que el liderato del grupo I que el Racing luce desde la séptima jornada –ahora con una ventaja de nueve puntos sobre el segundo– hace que el clima de trabajo que se respira en el seno de la plantilla racinguista sea excelente, el entrenador recuerda que “tenemos que hacer ganar cuantos más partidos podamos para acabar en la posición en la que estamos”. De ahí que el preparador racinguista sea contrario a hacer cábalas acerca de cuántos puntos serán necesarios para asegurar la primera plaza. “Si te pones a hacer cálculos, te puedes llevar una hostia grande. Por eso hay que ir partido a partido y pensar solo en el que vamos a disputar contra la Cultural Leonesa”, insistió el preparador.
Tena espera que la buena dinámica de trabajo se mantenga el mayor tiempo posible –“cuando vas de primero jornada tras jornada trabajas con mucha más confianza y desde el cuerpo técnico se puede apretar más a los futbolistas, que tienen la misma idea que nosotros”, explica– de cara a terminar consiguiendo la primera plaza clasificatoria de la liga regular. Sería el primer paso hacia el ascenso, aunque por ahora su intención es que los jugadores que prepara disfruten del momento que están viviendo de cara a llegar a la parte final de la temporada lo mejor posible.
Será la forma de culminar una temporada que desde el principio ha resultado ser muy positiva para el Racing y que tiene como objetivo devolver al equipo ferrolano a la categoría de plata nacional, en la que no está desde hace cerca de una década.

Un rival de máxima exigencia