La Mesa de Edad de Fene paraliza la tramitación de la moción de censura

Mariela Aguilar, con el brazo en alto, y Rocío Bértoa, a la izquierda, protagonizaron los momentos más tensos del debate | jorge meis
|

La Mesa de Edad que ayer presidió el pleno en el que iba a ser sometida a votación la moción de censura presentada el pasado día 11 por el Partido Popular y Somos Fene contra el alcalde, Juventino Trigo (BNG), suspendió la tramitación del documento amparándose en un escrito presentado ayer mismo por el partido Participación Democrática Directa de Galicia (PDDdeG) –plataforma que auspició la candidatura de Somos Fene en las pasadas elecciones y que expulsó a los dos ediles de la formación, Xosé Manuel Bastida y César Castro el pasado junio, una decisión suspendida recientemente y de forma cautelar por el juzgado–. El texto aludía a que “a suspensión da condición de ediles non adscritos baseabase nunha medida cautelar” y advertía de que “a votación da moción nesta circunstancia entraña un enorme risco para o interese xeral e pode ser causa de graves e tal vez irreparables danos ao normal funcionamento da corporación no caso de que a condición de non adscritos dos citados concelleiros sexa declarada, como é probable, conforme a dereito”. Y es que, en caso de que esto fuera así, elevaría de 9 a 11 el número de votos necesarios para respaldar la moción de acuerdo con la ley antitransfuguismo, un número inviable si el PSOE se mantiene fuera de la “ecuación” como es el caso hasta la fecha.


Ante este escenario, la concejala del BNG, Mariela Aguilar, una de las miembros de la Mesa de Edad junto a Rocío Bértoa (PP) señaló que entendía que se habían visto modificadas las circunstancias “non dándose os requisitos legais recollidos no artigo 197 da Lei Electoral” para continuar la moción, considerando que no procedía proseguir con el debate y la votación de la misma.
Una decisión que generó los momentos más tensos de la sesión ante el rechazo de Rocío Bértoa, que defendió la viabilidad de la moción. “Esto solo son conjeturas, salvo que se produzca una resolución judicial o se emita un auto, la votación de la moción no se puede suspender”, dijo, y advirtió de las consecuencias jurídicas que le podría acarrear a Aguilar la decisión que calificó de “fraude de lei”. Rechazo que, sin embargo, no impidió que Aguilar hiciese valer su voto de calidad como concejala de mayor edad y ordenase el levantamiento de la sesión.
 

Reacciones
Los cuatro ediles del BNG y la concejala de EU abandonaron la sala arropados por los aplausos de vecinos y simpatizantes que acudieron en masa a presenciar el pleno. “Ante toda esta inseguridade a mesa de idade o que está facendo é o máis garantista”, indicó el todavía alcalde Juventino Trigo a la salida del pleno. “Neste escrito o PDDdeG se reafirma na súa decisión de expulsar aos dous concelleiros tránsfugas que non estarían en condicións de asinar unha moción de censura, independentemente de que o proceso xudicial siga o seu curso normal”, puntualizó.
A pesar de que la moción de censura no salió adelante, Trigo advertía que “hoxe [por ayer] é un día triste para Fene. É un día triste porque o partido dos 800 imputados por corrupción, o partido que quedou abrumadoramente acreditado según a Fiscalía que se financia cunha caixa B, nun intento desesperado por ocupar os sillóns, apóiase en dous tránsfugas que son rexeitados pola sociedade e pola súa propia organización”.

Judicialización del proceso
Por su parte, el portavoz del PP y candidato a la Alcaldía tal y como proponía la moción, Gumersindo Galego, anunció que llevará a los juzgados el acuerdo de la Mesa de Edad por considerar que la concejala de mayor edad, Mariela Aguilar “acaba de cometer unha clara prevaricación pese ás advertencias de Secretaría que lle dixeron que a moción de censura reunía todos os requisitos legais; por tanto se saltou a lei e se saltou o informe de Secretaría e incorreu en delito”.
Galego acusó al BNG de “secuestrar la democracia”. “Para o BNG as decisións xudiciais valen ben pouco e pretenden saltarse á torera a lei. Pero a lei é concienzuda e tozuda e para iso están os xuices, polo tanto preocupación ningunha porque para mín esto é o primeiro tempo e queda por xogar o segundo. Que temos que cambiar de administración e nos imos ao xulgado?, non pasa nada, pasarán uns meses e nos volveremos ver aquí”, sentenció.

La Mesa de Edad de Fene paraliza la tramitación de la moción de censura