Hotmail: todo lo que necesitas saber sobre este proveedor de correo electrónico

Hotmail
|

Hacerse una cuenta de correo electrónico es, a día de hoy, un paso indispensable para poder aprovechar gran parte de los servicios que nos ofrecen las nuevas tecnologías. La inmensa mayoría de portales online que ofrecen algo al consumidor requieren que este, previamente, se registre para sacar partido de su propuesta, y uno de los requisitos fundamentales para poder completar este registro es aportar una cuenta de e-mail.

No tenerla es entrar en un bucle en el que el único resultado es desaprovechar la gran parte de las bondades de la red. Tener un correo de este tipo ya no es solo la llave a infinidad de servicios en línea, lo es también a una forma de comunicación mucho más directa que aquella de la que partió como idea de su nacimiento, el correo tradicional. Debido a eso, dar de alta una cuenta es una de las primeras cosas que un usuario ha de hacer cuando comienza sus andanzas por las tres uves dobles.

Hay muchas propuestas diferentes, cada una con sus ventajas y desventajas; pero una de las que ofrece el paquete más completo y variado es la de Microsoft con Hotmail, ahora también con Outlook. Un sistema que lleva años funcionando y evolucionando para ofrecer a quienes apuestan por él una de las soluciones más completas en lo que a servicios en línea se refiere. No se limita a otorgar una cuenta de e-mail, apuesta por reunir muchos más aspectos que hacen de ella la elección predilecta.

Para darte de alta en este sistema tienes la opción que te ofrece http://emailhotmail-login.com/, un tutorial completo para registrarte con Microsoft y disfrutar de tu cuenta. Pero antes de que te plantees siquiera comenzar el registro para tener tu dirección de correo digital, vamos  explicarte todo lo que te puede aportar un correo electrónico Hotmail para acabar explicándote cómo sumarte a él.

Características de Hotmail

Gestión de diferentes cuentas de correo

No importa que tu bandeja esté dedicada a tu cuenta de Hotmail, puedes añadir cuentas de otros proveedores de correo electrónico para gestionarlo todo a través de una misma plataforma, ahorrándote el tener que abrir varias ventanas de navegación.

Hasta 10 GB de archivos adjuntos

Preocuparse por el tamaño de los archivos adjuntos es algo incompatible con lo que ofrece Hotmail. Puedes enviar casi cualquier cosa que te propongas gracias al amplísimo límite de tamaño que ofrece para acompañar a los correos que escribas o, por supuesto, recibas.

Integración total de YouTube

¿Quieres mandar un vídeo? Introduce la URL en el mail y, cuando la otra persona lo abra, podrá verlo directamente desde el correo, sin tener que recurrir a una app externa o abrir otra pestaña en su navegador web.

Chat interno

Si tienes registrados a varios amigos con cuentas Hotmail, podéis comunicaros de forma más directa todavía a través del chat interno que ofrece su plataforma. ¿Para qué enviar un correo si puedes hablar mucho más rápido a través de un chat escrito?

Videollamadas

Tras la integración de Outlook y de Skype, los usuarios ahora también pueden hacer llamadas de vídeo a través de su cuenta de Hotmail. Entras en la web de Microsoft, accedes a tu correo y activas la opción. Sin más complicaciones.

Ahora que ya sabes algunas de las grandes bazas del sistema de correo de Microsoft, vamos a explicarte cómo debes proceder para registrarte y crear tu cuenta de e-mail. Además, te ofreceremos también una serie de importantísimos consejos para que evites cualquier posible problema por ataques o uso indebido.

Cómo crear tu cuenta Hotmail

Para comenzar a aprovechar las facilidades que brinda Hotmail, u Outlook, debes acceder a la web de creación de cuentas de Microsoft. Tras esto, solo tienes que rellenar un formulario con algunos datos personales e introducir la que será tu dirección de correo electrónico (a elegir entre hotmail.com, outlook.com y outlook.es). Una vez lo hagas, establece una contraseña y pulsa en el botón de Crear cuenta para confirmar y finalizar todo el proceso.

Consejos de seguridad para tu contraseña y tu cuenta

·         Utiliza una combinación alfanumérica (números y letras) que vayas a recordar con facilidad.

·         Establece una pregunta secreta, que solo puedas responder tú, para que, en caso de olvido de la contraseña, puedas recuperarla e introducir una nueva.

·         No confíes tu contraseña a nadie. Es algo personal e intransferible y su mera insinuación a terceros puede acarrearte serios problemas que ataquen a tu privacidad y acceso a multitud de servicios de internet.

·         No abras correos de procedencia dudosa. La cantidad de virus informáticos que aprovechan el factor humano para entrar a través de las bandejas de entrada de los e-mails te abrumaría.

Hotmail: todo lo que necesitas saber sobre este proveedor de correo electrónico