Los Reyes llegan a todos los rincones de Ferrolterra en su noche más atípica

En Neda –1– sí hubo cabalgata por las calles, mientras que en Ferrol –2–, Narón –3–, Fene –4– o Cariño –6– se optó por habilitarles un espacio fijo en el que poder rec
|

Las primeras navidades de la pandemia de coronavirus han transformado el paisaje de la víspera de Reyes, caracterizado tradicionalmente por las multitudinarias cabalgatas y otras actividades de animación que este año han tenido que suspenderse para reducir el riesgo de contagio. Pero, con todo y pese a las limitaciones, los concellos han trabajado para adaptarse a la “nueva normalidad” con actos de diferente formato en los que los más pequeños de la casa han podido igualmente hacerles llegar a Sus Majestades de Oriente sus deseos para el día de hoy. 

Por primera vez, estos encuentros se han adelantado incluso a los días previos, no solo presencialmente, como en la plaza de Armas de Ferrol, sino incluso con videoconferencias que, como los casos de As Pontes o Neda, han posibilitado que los niños y niñas hayan podido compartir algunos momentos virtuales con los Reyes Magos. 

En la ciudad naval, las recepciones comenzaron el sábado y se prolongaron hasta ayer para aquellas familias que pudieron reservar su entrada a la carpa de Armas. Para los que no pudieron –todos los pases se agotaron–, Sus Majestades ofrecieron un breve discurso en el que destacaron “el comportamiento ejemplar” de los más pequeños durante la pandemia. “Sois estupendos y sentimos no haber podido hacer la cabalgata”, aseguró Melchor, que, aun así, subrayó que “estamos igualmente con vosotros, nos tenéis cerca y hoy por la noche pasaremos por vuestras casas”. 

“Queremos que todos sean muy cuidadosos con las medidas sanitarias”, pidió Baltasar, que insistió en que “jamás nos olvidaremos de vosotros, sean las circunstancias que sean, porque todos os lo merecéis”. Por último, Melchor destacó la “solidariedade” de los ferrolanos, que en sus cartas se acordaron “dos que teñen menos” y que también pidieron que por fin quede atrás la pandemia para que “o ano que vén podamos vernos cara a cara e sen mascarilla”.

Una jornada intensa 
La jornada de ayer de Sus Majestades fue frenética. En Narón fueron más de quinientos niños y niñas los que pudieron verlos en el Pazo da Cultura. Allí, los Reyes Magos recogieron las últimas peticiones y recalcaron la importancia de que todos se acostasen pronto para poder disfrutar en la mañana de hoy de los regalos “tras unha viaxe longa e difícil”. 

Antes tuvieron tiempo de acercarse a la Casa del Concello de Cariño, donde, guardando las debidas medidas de seguridad, pudieron intercambiar impresiones con los niños y niñas que se acercaron –alrededor de 150 se inscribieron previamente para poder hacerlo– a presenciar la “cabalgata estática”, y, ya por la tarde, visitaron la plaza Alcalde Ramón Souto de Fene y cada una de las parroquias del municipio de San Sadurniño, que eliminó alguno de los actos tradicionales –como la degustación de roscón– para evitar contagios. En Pontedeume se siguió el mismo sistema, con breves recepciones en todos los locales sociales del municipio. 

Sin tiempo siquiera para tomar aliento, Sus Majestades todavía reservaron unos minutos para salir en cabalgata por las calles de Neda, complementando así el encuentro “online” del pasado lunes y, también por la tarde, acudieron al auditorio de Cedeira para poder compartir unos momentos con las familias que lo solicitaron vía WhatsApp. En Mugardos, se acercaron el pabellón del Cristo después de justificar la cancelación de la tradicional cabalgata por los motivos ya conocidos que, sin embargo, no impidieron que la pasada noche volviese a ser la más mágica del año.

Los Reyes llegan a todos los rincones de Ferrolterra en su noche más atípica