Amancio Ortega compra un histórico edificio en Londres por 500 millones

El inmueble, que constituye una joya arquitectónica, fue el lugar de residencia de los duques de Devonshire
|

El cofundador de la multinacional coruñesa Inditex, Amancio Ortega, continúa realizando inversiones en el sector inmobiliario. Esta vez, el empresario se ha ido hasta Londres para adquirir una nueva propiedad.

A través de su brazo inversor, Pontegadea, ha desembolsado cerca de 500 millones de euros por hacerse con Devonshire House, uno de los edificios más singulares e históricos del West End londinense, la cotizada zona que engloba los barrios de Westminster, Saint James y Myfair.

Antiguo lugar de residencia de los duques de Devonshire durante los siglos XVIII y XIX, el actual complejo comercial y de oficinas fue puesto a la venta en octubre. En solo tres meses, el equipo de Pontegadea ha cerrado la operación a pesar de no ser la oferta más alta. El edificio había atraído el interés de inversores del Lejano Oriente y Catar

El hasta ahora propietario –el consorcio formado por la sociedad de inversión Witkoff Group y DCD– compró el inmueble en 2007 por unos 334 millones de euros al cambio de hoy.

La experiencia de Ortega como inversor en Londres ha sido clave para que el propietario de Inditex se llevara esta joya arquitectónica, que cambia de manos por tercera vez en sus 100 años de historia.

Frente al Hotel Ritz y junto a la parada de metro de Green Park, el histórico edificio se convierte en otra de las piezas inmobiliarias que Ortega acapara en ese eje comercial de Londres, donde el año pasado invirtió otros 150 millones de euros.

De momento, Devonshire House incluye más de 16.258 metros cuadrados de superficie de oficina y otros 2.322 metros cuadrados de bajos comerciales con salida a la Picadilly Street, una de las zonas más concurridas y cotizadas de la zona junto a Bond Street y Berkeley Square, según “El Confidencial”.

El desembarco de Ortega al West End llega en pleno momento cumbre. Conocido tradicionalmente por sus teatros y restaurantes, esta zona es ahora la más cara del mundo para el mercado de oficinas.

Según un informe reciente de la consultora CBRE, la capital del Reino Unido ha desbancado a Hong Kong en el ránking de los lugares más caros para alquilar un espacio de trabajo. Los precios en esta área de Londres subieron el año pasado cerca de un 15%, lo que sitúa el precio medio por metro cuadrado en 156 euros al mes. Como es costumbre desde hace ya muchos años, Ortega sigue alternando sus millonarias inversiones inmobiliarias dentro y fuera de España. Su última gran adquisición en el mercado doméstico fue también a finales de año, entonces al término de 2011, cuando adquirió la madrileña Torre Picasso por 400 millones de euros.

Entre las adquisiciones de Ortega fuera de España, este año destaca también la de un edificio comercial y de oficinas en Nueva York con una superficie de unos 5.200 metros cuadrados por unos 69 millones de euros.

Amancio Ortega compra un histórico edificio en Londres por 500 millones