La campaña por la salida del Reino Unido de la UE mantiene una ventaja de cuatro puntos

A stall holder sells t-shirts with a slogan urging people to leave the EU at the UKIP spring conference, in Llandudno, Britain February 27, 2016. REUTERS/Phil Noble
|

La campaña por la salida del Reino Unido de la Unión Europea de cara al referéndum que tendrá lugar el próximo 23 de junio mantiene una ligera ventaja, de cuatro puntos, sobre la campaña por la continuidad del país en el bloque, según se extrae de los datos del último sondeo elaborado por ORB para el diario británico “The Independent”.

Según los datos de la encuesta, el 52 por ciento de los británicos asegura que votará por abandonar la Unión, mientras el 48 por ciento se decantará por la opción de quedarse.

Por otro lado, la campaña para abandonar la UE tiene además una ventaja en la probabilidad de votar: a los encuestados se les preguntó cómo de probable era que participaran en el referéndum, respuesta que debían calificar en una escala del 1 al 10. De los resultados se extrae que el 54 por ciento de los partidarios de abandonar el bloque votarán, frente al 46 por ciento de los que se definen partidarios de quedarse en la UE.

Los últimos sondeos de ORB suponen un nuevo revés para el primer ministro, David Cameron, y confirman los temores de sus aliados de que la parte de la población que prefiere abandonar el bloque es más propensa a votar en el referéndum del próximo mes de junio, un factor que podría ser decisivo en el resultado de la votación. Además, las cifras sugieren que la opinión pública hacia la pertenencia a la Unión Europea se ha endurecido desde que el primer ministro llegó a un nuevo acuerdo con el bloque comunitario la semana pasada. Según este sondeo, el sector de población de más de 65 años tendrá un importante papel en la decisión que se tomará sobre el futuro del país, ya que el 85 por ciento de este sector asegura que votará con toda probabilidad (10/10), respuesta que solo alcanza el 53 por ciento entre los jóvenes de 18 a 24 años.

Escocia es la parte del Reino Unido más comprometida con el debate en torno a la permanencia de la UE que otras regiones del país.

Por otro lado, los ministros de Finanzas del G-20 advirtieron del riesgo que una “posible salida del Reino Unido de la Unión Europea” podría suponer para la economía mundial.

La campaña por la salida del Reino Unido de la UE mantiene una ventaja de cuatro puntos