lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Xavier Ríos retrata la situación de Ferrol Vello y recuerda la fábrica de lápices

Exposicion Xavier Rios en el Torrente

Cada vez más hechas al paisaje de Ferrol Vello, son las miradas foráneas las más impactadas por la situación del barrio. Así sucedió con el artista Xavier Ríos (Moaña, 1957), un pintor y escultor acostumbrado a jugar con la memoria y el recuerdo que deseaba hacer un trabajo creativo sobre Ferrol, cuando la realidad se tropezó en su camino.
“Tiña unha especie de atracción por personaxes como Concepción Arenal, que ten rúa en Moaña, e Torrente Ballester, que tiña casa en Bueu. Así que un día vin a Ferrol, para preparar algo que me inspirara, e batín con algo que non me esperaba: a situación da zona vella, absolutamente destruída”, cuenta.
Además del estado de deterioro del barrio, Ríos hizo un descubrimiento que sorprenderá a los ferrolanos: “Tamén me gusta traballar co tema da infancia e os xogos, e descubrín que en Ferrol houbera unha fábrica de lápices. Eu cría que en Galicia non houbera ningunha e foi paradóxico, porque cando eu cheguei o edificio xa fora derrubado e só quedaba o solar, pero en internet,  en Google Earth, aínda aparece a fábrica levantada”.

luz en la destrucción
De sus prohombres a su decadencia, Xavier Ríos tomó inspiración ferrolana y su resultado puede verse en la sala Proxectos del centro Torrente Ballester hasta el 18 de agosto bajo el título de “Ruínas latentes”. Se trata de una exposición narrativa con dibujos hechos a lápiz sobre las calles y casas de Ferrol Vello, acerca de la fábrica de lápices Hispania que Ríos recrea, porque nunca vio, incluso en el solar vacío que se puede ver en la actualidad. La muestra también incluye una serie de esculturas que juegan con los populares lápices Sindel y unas pequeñas cajas de luz sobre las que el moañés explica su significado. “Trátase dunhas caixiñas feitas con fotografías que teñen unha luz no seu interior. É un concepto que garda unha mensaxe, que é que incluso na destrución sempre hai algo que garda luz, esperanza. A pesar do que vin gústame ser positivo”.
También el artista moañés alaba sin ambages la sala del centro cultural ferrolano: “O espazo é espectacular. Nada máis velo entran gañas de facer algo para expoñelo alí”. Así que dicho y hecho.

Xavier Ríos retrata la situación de Ferrol Vello y recuerda la fábrica de lápices

Te puede interesar