Navantia pondrá hoy a flote el BAM pese al rechazo de la plantilla

|

La asamblea general de los trabajadores de Navantia decidió ayer continuar aplicando “medidas no colaborativas” con la dirección de la empresa naval pública. Según indicaron, “una amplia mayoría” de operarios se ha opuesto a permitir la colocación de la superestructura y el palo del Buque de Acción Marítima (BAM) “Furor” para la Armada Española que actualmente está en proceso de fabricación en este astillero.
Así lo aseguró el presidente del comité de empresa, Javier Galán (CCOO), al término de una asamblea que se celebró ayer desde las 10.30 horas en la factoría de la ría de Ferrol.
“La mayoría del comité no hemos sido capaces de convencer a la mayor parte de los trabajadores, en donde estos decidieron mantener esa medida de no colaboración e impedir el traslado del bloque al buque”.
Según añadió, hoy, a las 18.30 horas, está prevista la botadura del buque “como un acto de trabajo normal, sin ningún tipo de invitación externa y sin la colocación de este bloque”, lo que motivaría la llegada del buque al agua sin completar su estructura final.
Galán señaló que esta situación generó previamente posturas enfrentadas entre los representantes de los trabajadores. “Tres de los cuatro sindicatos (CCOO, UGT y MAS), éramos partidarios de levantar estas medidas de no colaboración, mientras que la CIG quiso mantener la posición tajante mientras no se cumpla la totalidad del convenio colectivo”.
Asimismo, destacó que lograron la aplicación de “todos los términos” del III Convenio, a excepción de las asimilaciones, advirtiendo de los “perjuicios” que pueda provocar esta decisión, sobre todo a los trabajadores de la industria auxiliar. “La falta de este bloque puede generar despidos, por no poder realizar algunas tareas sin su presencia, como de cableado, pavimentado o forraje”, advirtió.
Galán también rechazó que el resultado de esta asamblea se pueda catalogar como de “división sindical”.

Navantia pondrá hoy a flote el BAM pese al rechazo de la plantilla