El Racing deja escapar su ventaja

Copia (2) de Diario de Ferrol-2017-10-23-033-4576abfa
|

Reparto de puntos entre Atlético B y Racing a pesar de que el equipo ferrolano se adelantó en la primera parte en unos minutos mágicos donde Pablo Rey fue el protagonista al conseguir los dos tantos de su escuadra –el primero desde el punto de penalti y el segundo con un lanzamiento lejano que sorprendió al cancerbero local–. Sin embargo, en la segunda parte los de Miguel Ángel Tena desaparecieron y fue el cuadro rojiblanco el que enjugó la desventaja contraída.

La igualdad fue máxima a lo largo del partido. El conjunto visitante demostró el porqué de su fortaleza lejos de A Malata –donde sigue sin conocer la derrota– ante un filial “colchonero” que encadenaba tres jornadas sin puntuar. Para el encuentro el técnico visitante, Miguel Ángel Tena, apostó de inicio por Mikel Fernández y Alain Eizmendi –sus primeras titularidades del campeonato liguero– para hacer frente a un Atlético B que había empezado muy bien, pero que pasa actualmente por horas bajas.

Con ganas de desquitarse, no fue de extrañar que el filial atlético comenzase el partido intentando llevar el control del juego y acercándose a la portería rival, como demostró a través de un golpe franco que fue despejado de cabeza por un atento Nano. Pero no fue hasta casi los veinte minutos de juego cuando se produjo la primera ocasión visitante a través es un disparo desde dentro del área de Joseba Beitia que despejó la zaga local. En esta fase, el encuentro se convirtió en un ir y venir sin control, con muchos fallos en los pases y sin continuidad en el juego, como confirmaron el despeje de Jacobo Trigo tras un centro desde la derecha del Atlético B y un disparo de Pablo Rey. Pero este lanzamiento del capitán racinguista fue el aviso de lo que haría pocos instantes después. Fue en el minuto 33 cuando un disparo de Armental golpeó en las manos del central atlético Montoro, lo que llevó al colegiado a señalar un penalti que Pablo Rey acertó a transformar. Pero lo mejor para el cuadro verde llegaría dos minutos más tarde con un lanzamiento lejano del jugador ferrolano que pilló adelantado al meta San Román para convertirse en un 0-2 que parecía sentenciar el encuentro.

 

Dormido

Sin embargo, tras el paso por los vestuarios el Racing saltó al campo sin la intensidad necesaria y, ante las pérdidas de balón que cometió, el cuadro rojiblanco se mostró letal a la contra. Primero, una acción del cuadro local se resolvió con un doble disparo de Toni Moya que supuso el primer gol. Es más, el filial rojiblanco se veía muy superior al Racing y Christian no tardó en lograr el empate al rematar a placer un centro desde la banda derecha de Carlos Issac tras su carrera sin gran oposición.

Este gol fue un mazazo para el equipo ferrolano, que veía cómo el Atléticp B conseguía el empate sin apenas problemas. Pudo ser peor, ya que a punto de llegar al final del tiempo reglamentario Víctor Vázquez despejó sobre la línea un remate que pudo haber significado la remontada local. Pero al final el 2-2 no es tan malo para ninguno de los dos, visto lo visto en el encuentro.

El Racing deja escapar su ventaja