Las carencias defensivas pasan factura al Baxi Ferrol

pabellón de A Malata, empieza un partido femenino de baloncesto entre el Baxi Uni Ferrol y el Movistar Estudiantes
|

El Baxi Ferrol repitió en su derrota ante el Patatas Hijolusa algunos de los males que lo han perseguido en este primer tramo de la liga. Las departamentales sumaron su segunda derrota consecutiva en el que probablemente haya sido uno de sus peores encuentros de la campaña, especialmente en el terreno defensivo.  Sus carencias atrás –encajó 80 puntos–, la falta de acierto exterior salvo en momentos puntuales del tercer cuarto y, especialmente, las pérdidas de balón –16, algunas de ellas no forzadas– condenaron a las de Lino López.

Y es que el Baxi Ferrol solo llevó la iniciativa en los primeros minutos del partido cuando, con sujeto al plan de partido planteado por el entrenador departamental, supo leer sus ventajas interiores y sacar provecho del acierto de Allen para dominar en el marcador. Desgraciadamente, esos buenos propósitos pronto se esfumaron y el Patatas Hijolusa, aplicando la misma receta que ya le valió para sorprender al Ibaizabal, otro de los grandes, le dio la vuelta al partido.

Los ajustes defensivos de las leonesas cauterizaron la brecha y, poco a poco, fueron ellas las que comenzaron a acumular una ventaja más que interesante. Al descanso, el cuadro anfitrión llegó con once puntos de renta (44-33) que se convirtieron en quince en el arranque de la segunda mitad (48-33).

Reacción
Esa máxima distancia supuso un punto de inflexión porque, con una defensa mixta –caja y uno–, el Baxi Ferrol fue capaz de contener a Boquete, la jugadora que más daño estaba haciendo en el ataque del Patatas Hijolusa. Esa notable mejoría defensiva, pero también su mayor acierto –Tamara Kapor sobresalió en ese tramo de partido– que lo llevaron a encadenar varios triples consecutivos, metieron al Baxi Ferrol en el partido. Las ferrolanas llegaron a ponerse en varias ocasiones a solo un punto, la última vez con un triple de Natalia Rodríguez (63-62) a falta de siete minutos.  Pero un par de despistes y un mal balance defensivo hicieron que el Patatas Hijolusa volviese a poner tierra de por medio ante un Baxi Ferrol incapaz de reconducir el partido.

La competición se mantendrá en suspenso hasta después de las Navidades. Será el 11 de enero, con la visita del Añares Rioja a Ferrol, cuando el conjunto departamental tenga ocasión de desquitarse.

Las carencias defensivas pasan factura al Baxi Ferrol