La familia real holandesa despide al príncipe Friso con una íntima ceremonia religiosa

la princesa de holanda mabel wisse-smit (i), viuda de friso, sus hijas luana y zaria, el rey de holanda guillermo-alejandro (d) y la princesa beatriz (2d) junto con otros miembros de la familia real caminan hacia la iglesia de stilp en situada junto al ca
|

La familia real holandesa despidió ayer al fallecido príncipe Friso en una íntima ceremonia celebrada en la localidad de Lage Vuursche, donde sus restos reposarán cerca del palacio en el que creció y al que se retirará su madre, la princesa Beatriz.

El hermano pequeño del rey de Holanda fue enterrado en el cementerio de una pequeña iglesia situada junto al castillo, en un acto reservado a los familiares y a un reducido círculo de amigos.

En total, se calcula que unas cien personas fueron invitadas al funeral, entre ellas el rey Harald V de Noruega, que era padrino de Friso.

El cuerpo del fallecido llegó al lugar desde La Haya alrededor de las 09.00 de la mañana, y la ceremonia arrancó alrededor de las 15.00 horas, según la agencia de noticias holandesa ANP.

La despedida de Friso, que falleció el lunes tras permanecer un año y medio en coma como consecuencia de un accidente de esquí, transcurrió en la más absoluta intimidad, con acceso únicamente para un pequeño grupo de fotógrafos.

Según la televisión pública NOS, la tranquilidad reinó durante todo el día en Lage Vuursche, donde se desplegó un importante dispositivo de seguridad.

La despedida no es un funeral de Estado, dado que Friso renunció a sus derechos dinásticos para casarse por con la princesa Mabel, un enlace que no contaba con el visto bueno del Parlamento nacional.

El encargado de oficiar la misa fue el sacerdote Carel ter Linden, quien celebró la boda de Friso y Mabel en 2004.

Los miembros de la familia real se desplazaron a pie desde el castillo de Drakensteyn hasta la iglesia adyacente, con la princesa Beatriz al frente.

Junto a la que fuera reina de Holanda hasta este año caminaron las hijas de Friso, Luana y Zaria, y su viuda Mabel, seguidas del rey Guillermo-Alejandro, su esposa Máxima y sus tres hijas, Catalina-Amalia, Alexia y Ariane, según ANP.

Los adultos vestían el tradicional color negro, mientras que las niñas lo hacían de blanco. n

La familia real holandesa despide al príncipe Friso con una íntima ceremonia religiosa