Un joven parapléjico por un accidente reclama 1,3 millones a la aseguradora

lugar en el que se produjo el accidente en el que resultaron heridos tres jóvenes en marzo de 2009 j. meis
|

El Juzgado de lo Penal 1 de Ferrol celebrará en el próximo mes de marzo el juicio por un accidente de tráfico ocurrido en la madrugada del 22 de marzo de 2009 en la carretera que enlaza la Trinchera con O Ponto. El turismo en el que viajaba D.B.G. –entonces tenía 23 años– en el asiento trasero chocó contra el muro de la glorieta existente encima de la autopista, en O Couto, y se precipitó al vacío por un desnivel de siete metros de altura.

El vehículo, un Seat Ibiza asegurado en la compañía AXA, era conducido por otro joven, D.S.L., para el que el fiscal solicita la pena de tres años de prisión por un delito de lesiones imprudentes muy graves y otro de lesiones imprudentes graves, en concurso con un tercero contra la seguridad del tráfico por conducir bajo los efectos del alcohol y de la cocaína.

El coche en el que viajaba chocó y se cayó al vacío en la rotonda de O Couto

En el vehículo viajaba un tercer joven que también resultó herido y expresó la reserva de acciones civiles para reclamar lo que le corresponda.

Por su parte, la acusación particular ejercida por D.B.G. solicita la pena de dos años de prisión para el conductor del turismo, así como una indemnización global de 1.308.611 euros por las lesiones y las secuelas, de las que se descontarán los 506.512 euros que ya fueron consignados por la compañía aseguradora AXA.

Según se hace constar en el escrito de acusación del letrado Aurelio Fernández Cobelo, que representa a D.B.C., el joven resultó con numerosos traumatismos graves, por los que fue intervenido en varias ocasiones y estuvo hospitalizado 711 días.

Las secuelas que arrastra el joven ferrolano le ocasionan una incapacidad permanente para todo tipo de actividad, así como un impedimento permanente para las ocupaciones no laborales con necesidad de asistencia de una tercera persona, ya que necesita ayuda para el aseo, el vestido y el baño, además de estar confinado en una silla de ruedas.

De ahí que se reclama al acusado y a la compañía aseguradora la cantidad de 1,3 millones de euros. La parte más significativa, 350.000 euros, corresponde a la necesidad de una tercera persona, debido a su gran invalidez; seguida de 304.337 euros por las secuelas funcionales, 180.000 por la incapacidad permanente absoluta, 120.000 por los perjuicios morales familiares, 90.000 por la adecuación de la vivienda y 20.000 por un vehículo adaptado, entre otros gastos.

Además de en el hospital público de Ferrol, el joven lesionado estuvo internado en la unidad de daño cerebral de una clínica de Pontevedra para continuar con la rehabilitación. Fue dado de alta el 2 de marzo de 2011 y remitido a su domicilio.

 

Un joven parapléjico por un accidente reclama 1,3 millones a la aseguradora