lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Portugal e Italia, destinos de dos jóvenes de la comarca a través del proyecto “Digal”

Diario de Ferrol-2015-08-11-012-1859b0bc_1

Realizar prácticas laborales en cinco países europeos –Portugal, Italia, Irlanda, República Checa y Francia– es el objetivo del proyecto “Dinamizando Galicia” –Digal– que pone en marcha la Consellería de Traballo e Benestar. Un total de 34 jóvenes gallegos serán beneficiarios de esta iniciativa y dos de ellos proceden de la comarca de Ferrol, concretamente de Valdoviño y Fene. Ambos fueron alumnos del Centro de Experimentación Agroforestal de Guísamo y llevarán a cabo sus prácticas en Portugal e Italia.
Los participantes fueron seleccionados entre el alumnado de los últimos cursos de las especialidades de los centros que integran el consorcio de este proyecto, coordinado por la Dirección Xeral de Xuventude e Voluntariado, y las becas que se les han concedido cubren los gastos de alojamiento, preparación cultural y lingüística, seguro de responsabilidad civil, así como una ayuda para los gastos de viaje y de manutención.
La finalidad, como se explica desde la Dirección Xeral de Xuventude es “apoiar a formación da mocidade galega mediante a mellora da súa empregabilidade, favorecendo a adquisición de novos coñecementos, habilidades, capacidades e cualificación para facilitar a súa inclusión no mercado de traballo”.

beneficiarios
Manuel Montoya López, de Valdoviño, viajará el próximo mes a Braga –Portugal– donde llevará a cabo sus prácticas laborales e una empresa de la zona, vinculada con sus estudios, un ciclo medio de jardinería y floristería, que realizó en el centro de formación agroforestal de Guísamo.
Montoya se enteró de esta oportunidad  por el propio centro, a través de la jefa de estudos. Posteriormente, se le informó de la beca y se preinscribió tras haber explicado su motivación y realizar una prueba de idioma.
Manuel Montoya optó por Braga por la posibilidad de manejarse con el idioma. “En función disto elexín o país, Portugal”, donde pasará 60 días para familiarizarse no solo con las costumbres y el idioma sino también con la forma de trabajar, en una empresa de mantenimiento y conservación de jardinería.
Este alumno espera del proyecto “Digal”, “enriquecer o currículo e buscar unha saída profesional”. Y es que Manuel Montoya realizó anteriormente otro ciclo formativo, que no cuenta actualmente con muchas salidas profesionales, por lo que optó por la jardinería. En cuanto al futuro profesional  explica que  “voy facendo cousas pola miña conta pero espero ampliar horizontes e ver outras formas de traballar”.
Con esta iniciativa, además de la formación laboral, Manuel Montoya cuenta que se trata también de “integrarse na cidade e no país”, por lo que aparte de las charlas y el alojamiento, se busca que el alumno tenga autonomía para moverse por su cuenta.
Alba Rodríguez Pazos, del concello de Fene, será la segunda alumna de la zona de Ferrol en participar en el proyecto “Dinamizando Galicia”.
Como Manuel, estudió en el centro de Guísamo pero ella optó por Italia como lugar de destino. También en este caso, la similitud del idioma pesó frente a otras opciones que también le interesaban, como Burdeos.
A finales de septiembre partirá a lo que será su hogar durante un mes. “Tendremos un tutor y nos darán nociones de la zona a la que vamos y del idioma, pero se trata de que te busques la vida”, explica Alba Rodríguez, que no tendría problema en permanecer más tiempo, si recibiese alguna oferta laboral.
El objetivo que se marca esta estudiante no es otro que “aprender cómo se trabaja en este ámbito –floristería y viveros– en otros países y, por qué no, pasármelo bien”. Y es que estas becas no pretenden solo ayudar a quienes viajan a ampliar sus horizontes laborales sino que tiene, como se explica desde Xuventude “un valor engadido”, como puede ser el conocimiento de otro idioma.
Tanto Manuel como Alba están preparados para vivir la nueva experiencia y, sin cerrar otras puertas, pretenden poder aplicar sus conocimientos a una experiencia laboral en su propia tierra, eso sí, una vez visto y aprendido lo que en otros países les pueden aportar.

Portugal e Italia, destinos de dos jóvenes de la comarca a través del proyecto “Digal”

Te puede interesar