Tokio busca liberar al compañero del rehén asesinado por el EI

|

El Gobierno nipón dio ayer credibilidad al anuncio de la ejecución del rehén japonés Haruna Yukawa por parte del Estado Islámico (EI) y aseguró que ahora su prioridad es liberar al otro ciudadano japonés en manos del grupo yihadista.

El primer ministro, Shinzo Abe, aseguró ayer que la grabación en la que el rehén japonés Kenji Goto afirma que su compañero de cautiverio fue ejecutado es “altamente creíble” y lo calificó como un “despreciable” e “imperdonable” acto de terrorismo.

Abe hizo estas declaraciones en una entrevista con la cadena NHK en la que pidió de nuevo la “inmediata liberación” de Goto, el periodista japonés todavía en manos del grupo yihadista.

La ejecución de Yukawa fue anunciada un día después de cumplirse el plazo de 72 horas dado por el EI a través de un audio y una foto subidas a internet que analiza el Gobierno nipón.

La nueva grabación ha supuesto un giro más a una ya de por sí complicada situación para el Ejecutivo de Tokio.

El pasado martes la organización publicó un vídeo con los dos rehenes en el que uno de sus combatientes daba un ultimátum para que pagaran un rescate de 200 millones de dólares. n

En la grabación difundida ayer, el EI cambia sus demandas a una quizá más viable y en boca de Goto el grupo yihadista pide la excarcelación de la extremista Sayida al Rishawi, condenada a pena de muerte en Jordania.

Abe no quiso comentar sobre cómo el Gobierno va a hacer frente a la petición de los secuestradores, pero dijo que Japón “dará una respuesta en estrecha cooperación con Jordania, dando prioridad a salvar la vida”.

Desde que se declaró esta situación el pasado martes, Tokio puso en marcha un grupo especial de trabajo en Ammán con el fin de conseguir establecer canales de comunicación con el EI.

Sin embargo, el ministro portavoz, Yoshihide Suga, aseguró que el Ejecutivo no tiene ningún contacto directo con el grupo.

Tokio busca liberar al compañero del rehén asesinado por el EI