“Estas jornadas han puesto al campus de Ferrol en el mapa internacional de la Filosofía de la Ciencia”

Profesor Wenceslao González
|

El Campus de Ferrol acogerá el próximo mes de marzo, concretamente los días 14 y 15, una nueva edición de las jornadas de Filosofía y Metodología Actual de la Ciencia que llevan el sello del catedrático Wenceslao J. González, alma máter de un encuentro con gran proyección internacional y que en esta ocasión basará su programa en la relación entre Internet y Ciencia.

¿La edición de este año está centrada en la relación entre Internet y Ciencia. ¿Nos puede adelantar algunas de las cuestiones que serán abordadas en el programa? 

Se centran en la vertiente científica de Internet, tanto en el momento actual como en el futuro. Versan sobre las Ciencias que sirven de base para la plataforma tecnológica de la Red y que propician que haya la dimensión social de Internet. Así, las dos grandes cuestiones de fondo de las Jornadas tienen que ver, primero, con el papel del diseño en Internet y la Ciencia de la Web, la Ciencia de las Redes, etc., que son claves para la configuración de la Red, tanto actual como futura. Después está el problema de la complejidad en Internet, que atañe a su estructura –como conocimiento y como realidad– y a su dinámica (los cambios internos y externos en Internet). También se abordan en las Jornadas cuestiones más concretas, como la “Ciencia abierta”, el caso de Snapchat o el estado actual de Internet de las Cosas. 

Sobre el futuro de la web hablará el ponente principal de este año, James A. Hendler. ¿Qué posturas mantiene en este sentido el neoyorquino?

Hendler analiza la trayectoria seguida por la Web hasta este momento y plantea su futuro, que es difícil predecir por dos razones: la creciente complejidad de la Web y el aumento de la escala de sus tareas. A partir de las tendencias que vemos hoy, ve posibles dos futuros muy distintos de la Web. El primero es un futuro distópico, si las tendencias negativas toman el liderazgo respecto de la Web; y el segundo es un futuro positivo, de Web más abierta, si prevalecen los criterios del mercado libre, los sistemas democráticos y la transparencia de la información. Hendler ve más probable que el futuro de la Web se sitúe en un lugar intermedio entre los dos escenarios señalados y que tenga rasgos de ambos.

¿Cómo definen ustedes la relación actual entre Ciencia e Internet y qué tendencias y nuevas posibilidades se abren en este campo? 

Este es el tema de la mesa redonda de las Jornadas, donde todos los ponentes podrán poner de relieve dos ángulos principales. El primero es la perspectiva interna, que parte de las Ciencias de lo Artificial que inciden en Internet para propiciar cambios en la faceta tecnológica de la Red y en su dimensión social. El segundo es la perspectiva externa, donde los usuarios de la Red –individuos, grupos, organizaciones, etc.– dan lugar a nuevos objetivos para Internet, que son internalizados por las Ciencias de Internet para desarrollar nuevos diseños. Dentro de ese marco dual, hay que entender las cuestiones sobre la futura conectividad de la Red, la accesibilidad de contenidos, los problemas de la privacidad y las cuestiones de ciberseguridad, la posible sectorialización de Internet (educativa, administrativa, industrial, etc.).

¿Cuál es el objetivo fundamental de estas Jornadas y que se busca concretamente con el tema central elegido en esta edición?

Busca tratar la vertiente científica de Internet, que ha recibido mucha menos atención que la faceta tecnológica de la Red o la dimensión social de Internet. Plantea un análisis desde la Filosofía de la Ciencia, con la mirada puesta en los problemas de complejidad, tanto de tipo estructural como dinámico. Es una apuesta de Congreso completamente novedosa y es, además, uno de los temas de interés del Centro de Investigación de Filosofía de la Ciencia y la Tecnología que coordino en el Campus de Ferrol.

¿A qué público está dirigido el Congreso?

A un público amplio, compuesto por estudiantes universitarios y profesionales que quieren reflexionar sobre una realidad que nos afecta a todos, que es Internet, y cuyo futuro, de un modo u otro, incidirá en nuestras vidas.

Las Jornadas van camino de los 25 años. ¿Qué balance hace de todo este tiempo?

Ciertamente muy positivo, tanto en términos de las Jornadas de dos días de duración como en las publicaciones, que tienen presencia en más de sesenta países. Esta proyección a través de las publicaciones es especialmente importante, por ser la más duradera. Mediante estas Jornadas se ha puesto a la Universidad de A Coruña, Campus de Ferrol, en el mapa internacional de la Filosofía de la Ciencia. Por aquí han pasado varios presidentes de la Sociedad Americana de Filosofía de la Ciencia, varios presidentes de la Sociedad Británica de esta especialidad y filósofos sobre los que se han hecho Tesis Doctorales en nuestro país.

¿Tiene previsto hacer algo especial el próximo año con motivo del 25 aniversario de las Jornadas?

En efecto, la edición de las bodas de plata de las Jornadas será especial. Todos los ponentes invitados serán extranjeros y varios de los ponentes principales de anteriores Jornadas volverán a nuestra ciudad.

“Estas jornadas han puesto al campus de Ferrol en el mapa internacional de la Filosofía de la Ciencia”