Vuelta al cole tras las intensas Navidades

CEIP A Gandara primer día de clase 2016
|

Un día menos tuvieron este año los escolares gallegos en general para disfrutar de los regalos recibidos por los Reyes Magos. Salvo en Ferrol o en Mugardos, donde ayer fueron festivos locales con motivo de la celebración de San Xiao, la práctica totalidad de los estudiantes regresaron ayer a las aulas –el día posterior a la siempre intensa jornada protagonizada por Sus Majestadas de Oriente– para retomar el actual curso académico.
Un poco más cansados que lo habitual, y con pocas ausencias en las aulas, los pequeños aprovecharon el reencuentro con sus profesores y compañeros para ponerse al día de los regalos recibidos en el transcurso de unas vacaciones que se iniciaban el pasado día 18.
“Este ano comezamos as clases sen darnos case tempo a romper ningún xoguete”, bromeaba ayer el director del CEIP Centieiras de Fene, Antón Pena. Con una ausencia menor al 10% del alumnado por aula trasnscurrió la jornada.

calendarios
Desde la Confederación Anpas Galegas, presidida en la actualidad por el ferrolano Javier Sánchez –responsable también de la Federación de Anpas de centros públicos de Ferrolterra integrada en la plataforma gallega de la que también forman parte federaciones de otras comarcas gallegas–, consideran necesario abrir el debate sobre la organización de los calendarios escolares, que dependen fundamentalmente de las festividades religiosas católicas. “Baséanse en Nadal e Semana Santa como elementos sobre os que se moven os eixos da programación temporal, situación que se complica innecesariamente pola desproporcionada duración do Nadal en relación á Semana Santa, e pola variabilidade anual da situación desta última, algo que resulta inadmisible e anacrónico”, apunta Sánchez.
Lo lógico, para la mencionada confederación de asociaciones de madres y padres de alumnos, sería establecer períodos que fuesen divisiones de los 175 días lectivos anuale, redondeando en tres periodos de 58 días, o cuatro de 44, “e establecendo periodos de descanso dun xeito uniforme entre estas épocas de estudo, dando quizáis un maior peso ao verán”, comentan.
Proponen así, entre otras consideraciones, mantener las vacaciones de otoño y primavera, estudiar si es necesario que haya también en invierno, romper la inercia de las las largas vacaciones de verano, “fixémolas todas en períodos uniformes e estábeis, e que obedezan a unha programación do traballo e do descanso, e organicemos os contidos de maneira que poidan ser comodamente impartidos neses periodos”, manifiestan.
Desde Anpas Galegas aprovercharon además para expresar una vez más su total rechazo a la Lomce y “a necesidade social da súa derrogación”. 

Vuelta al cole tras las intensas Navidades