Reportaje | El barrio de Canido inspira a los alumnos del máster de Humanidades

|

La vitalidad del barrio de Canido y las numerosas actividades que se desarrollan en esta zona ha llegado a oídos de la Universidad de A Coruña. Así, la asignatura de Marketing Cultural, integrada en el máster de Museos, Arquivos e Bibliotecas, de la Facultad de Humanidades de Ferrol trabaja codo a codo con la entidad vecinal del barrio, que dirige Roberto Taboada, y con representantes de distintos sectores comerciales o artísticos para llevar a cabo un proyecto sobre el barrio que es, a la vez, materia del curso escolar.
El origen de la profesora de esta asignatura, Viviana Fernández Marcial, natural de Canido, ha sido, no obstante, el mejor acicate para este proyecto, que ha permitido trabajar en vivo con la dinamización vecinal y cultural de un barrio tan popular como el de Canido.

El germen de la iniciativa, como explicó el presidente de la AVV, está en la “veciñanza activa” y una vez que el trabajo de la asignatura de este máster proponía chequear la labor de dinamización que se estaba llevando a cabo en este barrio, la colaboración fue total.
Una primera parte consistió en la impartición de una clase en la propia facultad para los alumnos de esta asignatura –en torno a 15–, por parte de dos representantes de la directiva de la asociación vecinal. Teniendo en cuenta que el alumnado no solo procede de Ferrol sino de otros puntos de Galicia o de fuera de la comunidad, se llevó a cabo una contextualización cultural y social del barrio, así como una explicación geográfica y evolutiva a lo largo del tiempo. También se expuso el trabajo que se desarrolla desde la asociación vecinal en red con otras entidades del barrio, acciones formativas, culturales, reivindicativas, etc.

La fase más dinámica del trabajo de la materia de Marketing Cultural vino dada por la visita del alumnado del máster al barrio, con un “roteiro” por Canido, en el que los universitarios se entrevistaron con algunos vecinos como Francisco López, zapatero de Canido y miembro de la recién creada asociación de comerciantes y hosteleros del barrio, o Eduardo Hermida, promotor de las Meninas, que explicó los pormenores del nacimiento y crecimiento de este proyecto artístico que ha hecho internacional a Canido.
La calle Alegre, el Cruceiro, la Tahona o el centro cívico fueron algunos de los puntos por los que discurrió el paseo y que concluyó con una entrevista a Mario, el cobrador de la entidad vecinal. El papel de esta persona, como indicó Taboada, es muy interesante ya que actúa como altavoz de la labor que desarrolla la AVV –visitando las casas para cobrar las cuotas a los socios– y como receptor de las demandas vecinales, informando de las posibles quejas o peticiones.

El pasado viernes se desarrolló la tercera fase de la materia, con una clase en el propio centro cívico, en la que los estudiantes entrevistaron a participantes del taller de memoria que se desarrolla en la asociación vecinal.
El itinerario formativo de la materia que imparte la profesora Viviana Fernández, concluirá con una propuesta de plan de promoción cultural de la entidad y del barrio en sí mismo.
El trabajo conllevará, como explicó Roberto Taboada, “sensibilizar á veciñanza e propoñer accións para visibilizar o barrio”.
Una propuesta que es un ejemplo de colaboración formativa y social que, de seguro, dará sus frutos.

Reportaje | El barrio de Canido inspira a los alumnos del máster de Humanidades