Entran en vigor las restricciones de aforo en la ría durante las próximas dos semanas

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
|

Los municipios de Ferrol, Narón, Neda y Fene permanecen aislados, en un confinamiento perimetral que se revisará el próximo martes. Están prohibidas las reuniones con personas no convivientes, además de seguir en vigor otras medidas adoptadas para toda Galicia, como el toque de queda desde las once de la noche. A mayores, el Diario Oficial de Galicia publicaba ayer restricciones de aforo en estos cuatro concellos (al igual que en el cierre de Santiago y en Vimianzo), que en la práctica suponen reducir los aforos a la mitad y la prohibición de consumir en barra e interior de cafeterías.

Son medidas que ya se aplicaron este mismo mes en Ortigueira, durante dos semanas, para ayudar a controlar –con éxito– el brote en este municipio. Es el precendente más próximo que existe en las comarcas (también Cerdido, en agosto, tomó medidas desde el ámbito municipal para frenar los casos), que se habían librado durante el verano de los problemas que sí tuvieron otras áreas sanitarias.

Las medidas que entraron en vigor a medianoche, durante catorce días, afectan a una población de 123.168 personas. Las fiestas tras ceremonias religiosas o civiles no podrán superar las 50 personas al aire libre y 25 en interiores. A la mitad de capacidad pueden seguir funcionando de manera presencial academias, autoescuelas y centros privados de enseñanza no reglada; restaurantes (sin poder consumir en el interior de bares y cafeterías, solo en mesa) y terrazas; así como instalaciones y centros deportivos no exteriores, en donde además los grupos no podrán superar las cinco personas. También se quedan a la mitad eventos deportivos, entrenamientos y competiciones con público, aunque en este caso hay un bando del Concello de Ferrol más restrictivo, en el que se suspenden actividades deportivas y culturales.

Establecimientos comerciales, eventos, actividades de tiempo libre dirigidas a niños y jóvenes, puntos de información, casas de apuestas o playas y piscinas, entre otras actividades recogidas en el DOG, cuentan además con límites de agrupamientos de cinco personas. En cualquier caso, las autoridades podrán suspender la actividad de cualquier establecimiento si consideran que se está llevando a cabo algún comportamiento de riesgo.

La población acogió las nuevas normas y el cierre perimetral con cierta normalidad, dadas las circunstancias, y la ciudad registraba la actividad habitual de un sábado por la mañana. Donde sí se notaban los cambios era en la circulación rodada, que era escasa. Hay establecimientos de hostelería, sin embargo, que anuncian su cierre durante estos días, mientras no se salga de esta situación, y el comercio acusa el golpe continuado de los últimos meses. La tienda de ropa infantil Gocco se despedía ayer con descuentos especiales y bajaba la persiana definitivamente.

Mientras tanto, desde los gobiernos de Ferrol, Narón, Neda y Fene se coordinaban medidas de información y de revisión. En Narón se colocaron carteles en espacios deportivos y centros sociales. Además, policías de Fene y de Ferrol colaboraron en el control de entrada y salida en As Pías y en Catabois. Los desplazamientos eran los permitidos. l

Entran en vigor las restricciones de aforo en la ría durante las próximas dos semanas