El Toxos espera regresar tras el verano a su remozado edificio

Obras en el edificio
|

Tras diez años de espera, el Real Coro Toxos e Froles por fin ve como sus instalaciones se van renovando poco a poco para paliar las deficiencias que venía arrastrando y que estaban haciendo mella en las instalaciones de esta entidad centenaria, derivados sobre todo de la deteriorada cubierta. Los trabajos, adjudicados por el Concello de Ferrol, empezaron con los preparativos a inicios de este año y, tras el parón motivado por el estado de alarma, fueron retomados hace ya unas semanas.

Las tareas consisten en la colocación de un nuevo tejado de zinc que reemplará a la teja, incluyéndose también la instalación de la caldera, así como los ajustes de la instalación eléctrica, gas y ascensor. “Con todas estas melloras imos comezar o novo curso cumprindo as recomendacións de seguridade e hixine necesarias para o normal desenvolvemento das nosas actividades”, comentan desde la entidad. Próximamente informarán de los plazos de matrícula. “Esperemos que a la vuelta del verano esté la obra lista para retomar la actividad en las escuelas”, comentó ayer el presidente del Toxos, Arturo Lamas. La entidad paralizó todas sus clases el 12 de marzo, dos días antes de decretarse el estado de alarma.

La crisis de la Covid-19 les impidió además celebrar el 105 aniversario del que es uno de los coros decanos de la comunidad y que cumplía el 29 de mayo.

Para el día siguiente habían organizado un acto en el Jofre en el que estaba previsto, entre otras cosas, que sonase una pieza de hace 100 años y en el que se estrenaría un alalá y que, finalmente, no pudo ser. Pero ahora tocar mirar al mes de septiembre, tras la época estival, cuando el Toxos volverá a la actividad y con “un edificio con cara nueva”, destacó Lamas.

El Toxos espera regresar tras el verano a su remozado edificio