Las mejoras en viviendas públicas de Caranza ascienden a 381.000 euros

Edificios de Tejeras.
|

Un total de 25 comunidades de propietarios de las viviendas públicas que se encuentran en el barrio de Caranza, dependientes del Instituto Galego da Vivenda e Solo, han solicitado un año más ayudas para poder acometer obras en las edificaciones y mejorar, de este modo, la calidad de vida de los residentes.


De este modo, se acogen a las subvenciones para VVP –Viviendas de Protección Oficial– que convoca la Xunta de Galicia, correspondientes a 2019.


La Asociación de Vecinos de Caranza, que preside Mapy Rodríguez Venancio, fue la encargada de la tramitación de estas ayudas, como viene haciendo en los últimos años, con el fin de que no queden sin otorgarse las cuantías que suponen hasta el 60% del total del coste de las reparaciones.


Como explica la responsable vecinal, se trata mayoritariamente de actuaciones en elementos comunes, con sustitución de cubiertas, de bajantes, impermeabilizaciones de los fosos de ascensores, armarios de contadores, porteros automáticos, ventanales, canalizaciones de abastecimiento de agua, sustituciones de ascensores, reparaciones de fachadas y modificaciones de accesibilidad, con el fin de bajar los elevadores que se encuentran en entresuelos hasta la cota cero.

El importe total que se necesita para la ejecución de estas obras es de 381.048,58 euros, de los cuales en torno a 4.800 corresponden a licencias y tasas municipales y cerca de 27.000 a honorarios técnicos.

La Xunta de Galicia afrontaría, del importe total, el 60%, con la subvención más la derrama correspondiente a las viviendas que tiene alquiladas y que son de su propiedad, lo que sumaría, aproximadamente, 300.000 euros.


Las actuaciones se ejecutarían en las viviendas de Tejeras y Correos, que son las únicas vecinales que actualmente están todavía calificadas como públicas.


La AVV Cuco Ruiz de Cortázar tramita anualmente estas subvenciones desde 2004 y lo hace de forma gratuita para las comunidades. En la actualidad, tiene un acuerdo de colaboración con el estudio Anta Arquitectos, con el que lleva a cabo las memorias y proyectos a precios asumibles, explica la presidenta vecinal, para los vecinos.

Tras la solicitud de estas ayudas, la entidad está pendiente de la confirmación de la comisión de valoración del IGVS, que se reunió hace dos semanas para analizar las subvenciones y continuar así los trámites, de cara a comenzar las obras que supondrán la rehabilitación de los edificios.

Las mejoras en viviendas públicas de Caranza ascienden a 381.000 euros