La misma historia que se repite de boca en boca

|

Ya sea a Suiza, Venezuela o Argentina, el largo viaje que supone la inmigración da para muchas historias. Algunas de ellas se contaron ayer en el colegio salesiano San Juan Bosco (por segunda vez), con motivo del encuentro intergeneracional entre mayores y estudiantes del programa “Fálame da emigración” de Afundación. En el fondo, se trata siempre de la misma historia; la de una persona humilde, trabajadora, que abandonó su país en busca de una vida mejor y que regresó a su tierra natal para poder descansar en sus años dorados. 

Solo varía el nombre del protagonista: Ángel Iglesias Lamela, Casimira Araújo, Celestino Mayo, Graciela Margarita... Su experiencia vivida está de actualidad, dado que la crisis económica ha puesto en peligro el futuro de los jóvenes y la emigración se convierte de nuevo en una opción a seguir. Estos encuentros intergeneracionales vienen precedidos de una fase de preparación por parte del alumnado y de los mayores. Los primeros, a partir de una guía didáctica y material de apoyo documental aportados por Afundación, trabajan sobre el contexto social e histórico de la emigración gallega, mientras que los segundos construyen el relato de sus historias de vida y preparan las sesiones en los centros escolares. 

En esta segunda sesión participaron los alumnos de tercero de la ESO junto con siete voluntarios. El proyecto, enmarcado en el plan estratégico de la entidad como una de sus líneas prioritarias, tiene tres objetivos fundamentales: que las personas mayores transmitan sus conocimientos y experiencia, que los jóvenes se beneficien del legado y experiencia de las personas mayores y que la comunidad educativa incorpore nuevas modalidades de aprendizaje.

En internet 

Con el objetivo de que el programa amplíe su alcance y tenga un carácter colaborativo, Afundación ha publicado la página web falamedaemigracion.afundacion.org, que recoge el material didáctico del proyecto y el material documental que surge de cada encuentro (fotografías, vídeos y testimonios, entre otros).

Además, los alumnos de los centros escolares participantes podrán compartir en esta página web las historias de la emigración de sus propios familiares.

La misma historia que se repite de boca en boca