La Policía Local denuncia a un bajo de la calle de la Iglesia por la venta de alcohol a menores

el programa de prevención corre a cargo de los agentes municipales meis
|

La Concejalía de Servizos e Seguridade, que dirige Pablo Cal Martínez, puso en marcha el pasado fin de semana, a través de la Policía Local, un programa de intervención orientado a la prevención del consumo de bebidas alcohólicas por menores de edad. El plan se desarrollará durante determinadas noches del fin de semana en torno al principal punto de reunión de la juventud: el Cantón de Molíns.

Con el objetivo de obstaculizar la facilidad de adquisición de este tipo de bebidas, los agentes municipales denunciaron a un establecimiento situado en la calle de la Iglesia por una supuesta infracción grave de la Ley de Prevención del Consumo de Alcohol en Menores.

Al mismo tiempo, la Policía también procedió a la identificación de los menores de edad que participaban en pequeños botellones que se estaban celebrando en la alameda del Cantón.

Dentro de este ámbito de prevención también se hicieron inspecciones en determinados establecimientos de ocio al objeto de detectar la venta y consumo en su interior de bebidas alcohólicas por menores de edad, con resultado negativo.

Además de prever el consumo, el presente plan de intervención de la Policía Local pretende disminuir las molestias que genera el botellón entre los vecinos de la zona en la que tienen lugar este tipo de concentraciones de jóvenes. Por ello, los agentes tramitaron ocho denuncias administrativas a otros tantos vehículos estacionados en la alameda del Cantón, evitando así el uso de auténticas “discotecas móviles”.

Los agentes municipales también controlaron exhaustivamente el horario de cierre de los establecimientos de ocio y resturación, siendo denunciados por este hecho tres café-bares de la calle Magdalena y otro de la calle del Sol, por incumplir el citado horario.

Por último, la Policía denunció la venta ambulante de productos elaborados para el consumo desde un puesto carente de autorización y, por lo tanto, presuntamente sin los controles sanitarios correspondientes.

 

La Policía Local denuncia a un bajo de la calle de la Iglesia por la venta de alcohol a menores