El bastión de la seguridad defensiva

Unión Deportiva Logroñés-Unión Deportiva Somozas 12ª jornada, Segunda División B, grupo 1, de fútbol Las Gaunas La Rioja (8-11-2015) TEXTO: Mateo Garcías intenta frenar el avance de un rival
|

 

Después de ejercer de central en las cinco primeras jornadas, Mateo Garcías pasó a jugar de mediocentro desde el partido contra el Compostela, un encuentro que  supuso un punto de inflexión en la trayectoria del Somozas. Entonces, el cuadro verdiblanco estaba en la última posición de la tabla clasificatoria, con solo tres puntos en su haber. Ahora figura en la décima, con 24, y mostrando una solidez defensiva que se confirma en hechos como mantener la portería a cero la semana pasada en el campo del Celta B. En cambio, siete días antes, sin la presencia de Mateo Garcías por delante de la retaguardia –estaba sancionado–, el equipo somocense encajó dos tantos frente al Pontevedra. “Pero eso es una anécdota, porque tenemos plantilla de sobra para suplir cualquier baja y más en el centro del campo”, recuerda el jugador.
Pero, más allá de su influencia en el funcionamiento defensivo del Somozas, el jugador mallorquín recuerda la importancia de la solidez “atrás” mostrada en las últimas semanas de competición. “Al principio nos costó ser sólidos y encajábamos muchos tantos. Atacábamos con muchos jugadores, pero descuidábamos la zona de atrás y nos desequilibrábamos”, recuerda Mateo Garcías. En cambio, ahora el jugador insular explica que “cortamos el grifo, que es fundamental en esta categoría, y controlamos las dos áreas, la propia para no encajar y la rival para intentar aprovechar alguna ocasión que tengas a lo largo de los encuentros”.
Además, en el aspecto individual, Mateo Garcías asegura encontrarse cada vez más cómodo. Así, después de que al principio le costase adaptarse a un puesto en el que apenas había jugado en su carrera futbolística, ahora se siente más seguro. “Aquí hay que estar pendiente de la presión del rival, de si tienes alguien cerca... Pero con los compañeros que me rodean es más fácil, porque todos me ayudan a hacer bien mi trabajo”, confiesa el jugador.

El bastión de la seguridad defensiva