puigdemont

La Eurocámara avanza hacia la retirada de la inmunidad de Puigdemont

La Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo se mostró este martes favorable a levantar la inmunidad de los eurodiputados de JxCat Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, el último paso antes de que el pleno de la Eurocámara emita su voto definitivo en el pleno del próximo 8 al 11 de marzo.

El suplicatorio de Puigdemont, Comín y Ponsatí entra en su recta final

La Comisión de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara revisará este lunes por primera vez el informe sobre el levantamiento de la inmunidad parlamentaria de Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, que recomendará que se retire este privilegio a los eurodiputados de JxCat tras la petición de la Justicia española.La presentación a puerta cerrada de los informes que ha elaborado el diputado conservador búlgaro Angel Dzhambazki es el tercero de los cinco pasos del suplicatorio en el Parlamento Europeo, después de que el caso se presentara inicialmente en noviembre y los tres diputados afectados comparecieran ante la comisión parlamentaria a mediados de enero.El próximo paso es la votación del informe en la propia Comisión de Asuntos Jurídicos -quien decidirá si avala el informe y recomienda el levantamiento de la inmunidad-, que tendrá lugar el martes 23, si bien el resultado no se dará a conocer oficialmente hasta el miércoles 24 por la mañana.En el caso de que el informe se apruebe en la comisión, el texto irá a su último trámite ante el pleno del Parlamento Europeo en su sesión plenaria del próximo 8 al 11 de marzo, momento en el que se pronunciarán sobre el mismo los 705 eurodiputados.El informe, que es confidencial y se remitió a los diputados de la comisión este jueves, recomendará levantar la inmunidad parlamentaria de los tres eurodiputados de JxCat, según adelantó el diario ABC y pudo confirmar Efe.El informe recoge que los hechos por los que Puigdemont, Comín y Ponsatí son procesados tuvieron lugar antes de que se convirtieran en eurodiputados y que no están vinculadas a su ejercicio como miembros del Parlamento Europeo, condiciones necesarias para que la Eurocámara deniegue una petición del levantamiento de inmunidad.La normativa de los suplicatorios prevé que sólo puedan ser rechazados si la comisión de Asuntos Jurídicos determina que el país de origen (en este caso, España) les está procesando por opiniones o votos emitidos como eurodiputados o si la finalidad real del juicio es socavar su actividad política o la de la Eurocámara.En declaraciones a la prensa en enero, el eurodiputado del Partido Popular Esteban González Pons estimó que la mayoría de la comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo está a favor de que se conceda el suplicatorio pedido por España para los tres diputados de JxCat.En el caso de que prospere el suplicatorio, los eurodiputados no pierden su condición de tales, pero sí que dejan de tener su inmunidad parlamentaria para el caso por el que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha pedido el suplicatorio, por lo que las justicias belga y escocesa podrán proseguir con la revisión de las euroórdenes españolas.Los suplicatorios se iniciaron oficialmente a comienzos de 2020 pero quedaron paralizados durante buena parte del año pasado tras ponerse en duda que en una comparecencia a través de internet se pudiera asegurar la garantía del secreto de los procedimientos.