Pablo Iglesias

Una situación imposible

Y eso tiene mal encaje.Sánchez tiene ante sí una negociación con el PP para cerrar acuerdos imprescindibles para la buena marcha institucional del país y que afectan a los poderes del Estado; ha planteado el resurgir de la mesa negociadora con el separatismo catalán (cuando se forme el Govern, supongo); y ha de aplicarse a ‘normalizar’ de verdad la vida sanitaria, política, económica y social de una España que sale moral, estructural y financieramente destrozada de la pandemia, sí, pero también de esta surrealista dualidad en el seno del Consejo de Ministros, que se agrava de día en día.

Prioridades y bagatelas

Lo irritante es que en este mercado electoral (dado que el único objetivo es ganar votos en Cataluña) lo que se ofrece son bagatelas frente a lo realmente prioritario: la pandemia y la crisis económica.Parece como si el vicepresidente Pablo Iglesias, al que tanto preocupa la calidad democrática del Estado español, no se hubiera enterado de que en estos días, precisamente, se están produciendo cifras de fallecimientos por Covid que no se daban desde abril.

El PSOE rebate a Iglesias pero evita el choque ligando sus críticas a las elecciones catalanas

El ala socialista del Gobierno ha rebatido este martes las declaraciones del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en las que dudó de la normalidad democrática en España, pero ha evitado el enfrentamiento enmarcándolas en la campaña de las elecciones del domingo en Cataluña.