domingo 17.11.2019

Y EN ESTO LLEGÓ FIDEL

Madrid, mes de Septiembre. En el Barrio obrero de Entrevías.

Madrid, mes de Septiembre. En el Barrio obrero de Entrevías. Entra un cliente en un cafetín: “Buenos días”. “Buenos días”, responde la camarera. “¿Me pone usted un cafelito?” “¡Cómo no, caballero!”. “Gracias”. La camarera prepara en la máquina el café, se lo sirve y, permaneciendo parada ante el cliente, pulsa un cronómetro. Mientras, el cliente hojea un periódico y bebe el café tranquilamente, echando de cuando en cuando un vistazo a la chica, extrañado y preguntándose qué estaría cronometrando.
Con el último sorbo ella también para el cronómetro y se cruza de brazos, por la espalda, que es más ceremonioso, permaneciendo en posición de servicio para poder atender de inmediato cuanto el cliente le requiera.  
Tras dejar éste la taza sobre el platillo, le pregunta “¿Qué le debo?”  Y ella, ágil, tira de calculadora y echa cuentas: “Un momento, por favor... Son 14,45€ euros “¿Por un cafeeeeeeé…?” pregunta escandalizado el cliente. “Sí, sí; verá: ha tomado usted el café en hora punta y según el pool del mercado mayorista, el precio más alto del café en este tramo se toma referenciado del Barrio de Salamanca. Además está  el peaje por Gasto de barra, Reposición de tazas, el plus por Lectura de prensa y el plus por Conversación sobre el tiempo”.  
Inciso: Barrio de Salamanca, uno de los más selectos de la capital de España, donde el café no cuesta lo mismo que en Lavapiés. Sigamos. “No hemos hablado… de nada….” responde entre dientes, alucinado a la par que cabreado el cliente, a lo que la camarera replica de inmediato con cara de opus, clavándosela entre seria y vacilona: “El servicio se lo damos… Si  usted no lo ha utilizadoooo… no es problema nuestro…” y mirando a diestra y siniestra para asegurarse de que nadie más la oía y acercándose para bajar el tono de voz, le susurra: “Un consejo: la próxima vez, venga a las cuatro de la madrugada; a esa hora el café está tirado de precio”.
Amables lectores y lectoras, consumidores y consumidoras, ¿les parece esta conversación flipante y estos hechos absurdos? ¿Tomadura de pelo, tal vez?
¡Pues así de kafkiana, insultante y delirante es el tema de la electricidad en España! Se lo juro por Snoopy. No hay ministro de Industria ni Gobierno, ni socialista ni pepero, que lo arregle, toda vez que han sido ellos, ámbolos-dous, quienes bajándose los pantalones ante las compañías eléctricas y por un puesto en los Consejos de Administración a cambio, desorbitadamente bien remunerado, como ya sabemos, nos han puesto a su merced, saqueándonos hasta el último aliento. ¿Hasta cuándo?...
“Así pensaban seguir, ganando el ciento por ciento, con la luz, casas y apartamentos, y echar el pueblo a sufrir”. Atinada frase de “Y en eso llegó Fidel”, de Carlos Puebla, compuesta tras el triunfo de la revolución cubana. Viene al pelo; vean:
“Y seguir de modo cruel, contra el pueblo conspirando, para seguir explotando… y en eso llegó P.I. ¡Se acabó la diversión, llegó el Comandante y mandó a parar! (Bis).  Aquí pensaban seguir, tragando tierra  y tierra, sin sospechar que en las redes se alumbraba el porvenir. Y seguir de modo cruel, la costumbre del delito, hacer de España y autonomías un garito…y en eso llegó P.I. ¡Se acabó la diversión, llegó el Comandante y mandó a parar! (bis).
Así pensaban seguir, diciendo que son los pateros, los forajidos bandoleros, quienes asolan el país. Y seguir de modo cruel, con la infamia por escudo, difamando a Ios coletas, y en eso llegó P.I. ¡Se acabó la diversión, llegó el Comandante y mandó a parar! (Bis).
Así pensaban seguir, jugando a la democracia y el pueblo en su desgracia, se acabara de morir. Y seguir de modo cruel sin cuidarse ni la forma, con el robo como norma…y en eso llegó P.I. ¡Se acabó la diversión, llegó el Comandante y mandó a parar! (Bis).
Vaya la adaptación de la letra por Carmen, la anciana de 85 años desahuciada en Madrid conforme a la legislación aún vigente con el gobierno presidido por el Registrador de la Propiedad, Don Mariano Rajoy Brey, la ley conocida como del “desahucio exprés”, impulsada y aprobada por la exministra autoconsiderada socialista de Vivienda, Carme Chacón, quien creó juzgados especializados para facilitar los lanzamientos exprés así como adoptó medidas procesales adecuadas para agilizar dichos desahucios.
Letra de rabiosa actualidad para la realidad española que impele a que llegue ya quien “mande a parar” tanto atropello de una p... vez.

Y EN ESTO LLEGÓ FIDEL
Comentarios